Skip navigation

Tag Archives: tango

Durante años estuve convencido que nadie podía hacerle sombra al gran Astor Piazzolla en eso de mixturar el tango y el jazz. Los dos géneros son tan jodidamente complejos, que si por separado son difíciles, la sola idea de mezclarlos se vuelve una tarea ciclópea.

Y cuando ya no tenia ni la más mínima esperanza de que algo así sucediera, se presenta en mi vida el maestro Adrián Iaies. Recuerdo cuando escuché por primera vez ” Las Tardecitas de Minton’s” (gracias querido Pablo) se me voló la peluca. La sutileza y la maestria con la que mezclaba los géneros era maravillosa, un control sobre los dos mundos que hacia que no sobrara ni se echara en falta una nota. A partir de ese momento su música entró en mi vida y se quedó para siempre.

No los voy a aburrir demasiado con mis palabras, los invito a que se entreguen a la obra del maestro y descubran Uds. que Gardel, Troilo, Monk y Coltrane tienen más en común de lo que puedan imaginar.

Un link y un videíto para abrir el apetito.

Anuncios

El alcohol hizo mucho bien y mal a la música moderna. Gracias a la ligereza de palabra que este provoca al mínimo exceso muchos artistas pudieron sacar lo mejor de su pluma. Otros se pasaron de rosca significativamente y amanecieron flotando en piscinas o ahogados en sus propios vómitos. La delgada linea que divide al bebedor social del alcohólico suele desparecer a la brevedad, ni hablar con 300.000 discos vendidos.
Pero no solo el Rock es víctima de los etílicos. El jazz, el blues o el tango también supieron nutrirse de los efectos disipadores de personalidad que suelen presentarse cuando se abusa de licores, anises o mismamente de cerveza barata.
Claros ejemplos de lo antedicho son “La Ultima Curda”, “Jockey Full Of Bourbon”, “I Drink Alone” y mil canciones mas que nos remiten a lo mismo , la apología a estar pedo.
Cualquiera de los que me conoce sabe que soy un bebedor, disfruto mucho del alcohol, sirve para dar emoción a la conversación, risa fácil a las tímidas y desinhibir aún más a las desvergonzadas de costumbre. Lo ideal es no perder los papeles (cosa que no siempre ocurre). Uno de mis temores mas recurrentes es amanecer en un lugar desconocido junto a una desconocida y saber su nombre porque lo llevo tatuado en una de mis nalgas. Este pensamiento paranoico me persigue desde mi primera borrachera.

También el alcohol es ideal para el consuelo, el problema es que puede llegar a convertirse en nuestra única compañía cuando la sensación de felicidad no esta cerca nuestro, lo ideal es evitar que esto suceda para no tener que formar parte de un grupo sentado en círculo contando los días que llevamos limpios y confesando nuestras miserias.
Un claro ejemplo de ex alcohólico que sigue siendo talentoso es Tom Waits. Si escuchamos y leemos sus letras desde el primer disco hasta Frank Wild Years vemos que las copas casi siempre ocupan un lugar de privilegio, pero a partir de su matrimonio con Kathleen Brennan el asunto cambia, Tom se limpia y empieza a componer parte de la música más extrema que se hizo en los últimos años del siglo XX, el maestro logro vencer a los demonios.
Mi idea con este post no es la de moralizar, solo mostrar la diferencia entre arreglar las cosas o emparcharlas.
Pero no me hagan caso, debo estar borracho mientras escribo esto.

Después de llevar trabajando mas de un año en este mundo de la Web mi insoportable ego me obligo a comenzar un blog. Y aquí estamos.
Lo había intentado antes, cuando solo Internet era una parte nada fundamental de mi vida, un solo post sobre un básico top five y nada mas, no entendía, no me anime. No sabia.
Ahora vivo conectado a Internet mas de la mitad de mi día (modestamente) y mas allá de mi trabajo conocí un mundo interesante, genial y caótico. Eso si, básicamente extraño y lleno de confusión, esto hace que me sienta tan identificado que no pueda evitar estar enganchado.
El tema recurrente será la música. Todo el que me conoce sabe que no puedo vivir sin ella, y los que no lo irán descubriendo. Soy un músico frustrado y la única forma que encontré de neutralizar esa amargura es escuchando, investigando, descubriendo y casi siempre sobrevalorando artistas.
Lógicamente para mi generación la forma que tomo este arte se llamo rock, pero luego con los años llego algo de jazz y con la desilusión amorosa el tango. Pero en ambas áreas estoy en pañales, el tema que domino bastante es aquel que comenzó a mediados del siglo XX y que continua al día de hoy, algo marchito y comercial pero siempre presente.
Probablemente hablare mas del pasado que del futuro. No creo descubrir nada diciendo que el periodo mas fructífero se dio entre los años 60 y 70. Por otra parte hubo gente que durante los 80 y 90 lograron hacer cosas grandes, casi todo ellos consiguieron esto escapando a los solos de saxo y los sintetizadores.
Y probablemente esto sea mas que un blog porque la imagen también es otra parte fundamental de mi vida y trabajo en ella desde hace ya mas de 18 años. Pero no nos adelantemos y dejemos fluir el asunto, a ver que pasa.
Espero poder superar este primer post.

P.D. : todo parecido con Nick Hornby es real, obvio y lógico, a el esta dedicado este blog.