Salte la navegación

Tag Archives: Renato Russo

El post de hoy se trata exclusivamente de un top 5 de covers, espero sean de vuestro agrado y también espero vuestras listas, Abrazo a todos.

5. Legião Urbana – on the way home/rise

Solamente un maestro como Renato Russo y sus Legião Urbana podían combinar a Neil Young con los PIL y para colmo de males… en acústico!!! Una belleza.

4. Hurt –  Johnny Cash

Un clásico moderno en la voz de un clásico eterno, el lamento de Trent Reznor cobra otra dimensión cuando el hombre de negro canta esos versos, nunca voy a estar lo suficientemente agradecido con Rick Rubin por ser el productor que recupero del olvido a uno de los músicos más grandes del siglo 20. El video es increíble.

3. Wild Horses  – Flying Buritto Brothers

Aquí Gram Parsons y sus secuaces se adueñan del clásico de los Rolling Stones y lo hacen tan propio que ya no sabemos a quien pertenece la canción, espero que la disfruten tanto como yo.

2. Hey Joe – Willy de Ville

Jimi Hendrix en plan mariachi y que suene bien? solo fue posible gracias al gran maestro De Ville, lo perdimos este año, pase por la puerta del hospital donde murió en NY y se me piantó un lagrimón recordando los buenos momentos que me hizo pasar con sus canciones, el rinde homenaje al gran Jimi y yo le rindo a el mi humilde recuerdo.

1. Hallelujah – Jeff Buckley

Las bellas oraciones de Leonard Cohen en la voz de un ángel como Jeff Buckey deberían ser de escucha obligatoria para toda la humanidad, John Cale tiene otra gran versión de este tema, pero Jeff me puede y me arranca lágrimas con tanta facilidad que merece ser mi favorito.

renato_russobmp.jpg

No tengo una gran relación con mi padre, de hecho en este momento no tengo relación alguna. Mas allá de ser un personaje con el que tuve contacto durante muy poco tiempo en mi vida, el tipo fue responsable de dos momentos determinantes. El primero es la nacionalidad italiana que me permite vivir en Europa y el otro es Legião Urbana.
Quizás les resulte gratuito lo confesional de la introducción de este post, pero es necesario conocer ciertos elementos para poder entender mejor la historia. Mis padres eran dos hippies de quince años que se separaron cuando yo nací. De pequeño tuvimos muy poco contacto y nuestro reencuentro real se postergo hasta mis 21 años, a esa edad emprendí un viaje a Brasil para pasar mi primera temporada con el, allá por los primeros ’90.
Hice 48 hs. de carretera con todas las expectativas que acarreaba semejante encuentro. Y en el momento que baje del autobús y lo ví sabia que empezaba algo determinante en mi vida.
Al llegar a su casa sacamos una botella de vino y empezamos la tertulia. Poner al día tu vida a un padre que casi no conoces no es tarea fácil, Entonces – como corresponde en estos casos – pusimos música de fondo para amenizar un poco la velada confesional.
En aquel año recién acababa de publicarse el disco “V” de Legião Urbana,  y el corte de difusión era el tema “O Teatro dos Vampiros”. Recuerdo estar hablando y no poder seguir el hilo de la conversación porque estaba interesando mas en la canción de fondo que nuestras historias personales. Le pregunte a mi padre quienes eran y el me empezó a hablar maravillas de la banda y su cantante, Renato Russo.
Después de pasar tres meses allí ya dominaba el portugués y podía empezar a leer algunas cosas.  Y que mejor manera de practicar el portugués que con canciones. La primera letra que traduje fue la de dicha canción, y descubrí que lo que contaba era exactamente lo que me hubiera gustado decirle a mi padre aquella primera noche, era la declaración de intenciones perfecta, Una letra resumía una vida, y de una manera deliciosa y encantadora.
En repetidos viajes me hice de toda la discografía de la banda y me fanatice profundamente con el grupo. Sus discos son geniales, la evolución artística es tremenda, pero su fuerte son las letras. Uno esta acostumbrado a asociar el portugués brasilero a música mas ligera o de poco contenido. Renato Ruso para mi es lo que Vinicius de Moraes o Caetano Veloso fueron a la Bossa Nova, un poeta con todas las letras.
Y cuando menos te lo esperas, en los primeros días de octubre del ’96 me llega la triste noticia de que Renato Russo había muerto. Recuerdo estar caminaba por la calle Corrientes y la tristeza mas profunda me embargo. Los siguientes días no pude hacer otra cosa que escuchar sus últimos discos. Sabíamos que Renato tenia sida y el llevaba su relación con la muerte a su manera, con arte, la mejor anestesia que conozco para el dolor.
Años después de su muerte sus canciones me acompañan en el ipod y me llenan de satisfacción y placer al escucharlas.
Grabo dos discos solistas, uno en italiano y otro de versiones, entre las que destaco el cover de “Cherish” de Madonna y una hermosísima versión de “Clothes of sand” de Nick Drake que corta el aliento.
Si quieren sumar algo bueno e increíble a sus vidas, prueben con Legiao Urbana.