Salte la navegación

Tag Archives: La Covacha

Creo que con este post voy a ganar enemigos, pero en ciertos casos considero que es necesario.
Tengo un grave problema con la cultura del “rock barrial” de mi país natal, sobretodo porque creo que su nacimiento surge de un error gigantesco de interpretaciones y oportunismo ante la impotencia del fracaso.
Nunca entendí que planetas se tuvieron que alinear para que el discurso de un intelectual de los setentas como es el Indio Solari pudiera calar tan hondo en gente que no tiene ni puta idea del contenido de sus palabras.

Personalmente creo que Inevitablemente la agradable sensación de control se apodero de nuestro amigo y todos sabemos que ese caramelo es demasiado sabroso. Recuerdo cuando mi amigo Fernando decía que si al Indio se le ocurría gritar durante un concierto en un estadio de River Plate repleto “Salgan a matar” las hordas enardecidas envalentonadas en el inconsciente colectivo se hubieran cargado a la mitad de la población del barrio de Nuñez.

Necesito hacer una aclaración antes de seguir. Considero a Solari como uno de los mejores escritores de rock de la Argentina, su uso de la metáfora quedara en la historia. Pero el problema esta en la gran confusión de la gente que se sabe sus canciones pero no lo escucha ( y ni hablar de interpretar) el mensaje de sus textos, solo los utilizan de bandera para una violenta catarsis de sus miserias personales y reales.
No es casual que todo este fenómeno sucediera durante la segunda década infame de la Argentina. La exclusión social empujo a una juventud resentida a la necesidad de ghetto, a abrazarse en una solidaridad de lo horrible,  y lo que no une el amor lo une el espanto.
Los primeros brotes de este fenómeno surgieron después de la separación de los Redondos. Estos nuevos grupos apoyaban el bardo pero creían en la posibilidad de algo mejor, todavía quedaba un atisbo de esperanza. Claros ejemplos son Los Piojos y la Bersuit Vergarabat , Hoy día estas bandas cuentan con una popularidad absoluta y solo con tirarse un pedo y grabarlo ya venden 100.000 copias. Personalmente siento que Los Piojos perdieron la fuerza, dejaron de creerse la payasada y sus últimos trabajos son un intento de redención para superar la vorágine de aquellos años.
Y la Bersuit es un caso aparte, empecé detestándolos, no soportaba su apología al caos vacía de contenido y acordes. Luego la mano de Gustavo Santaolalla los sumó al sonido “en los noventa mola ser latino” Su trabajo fue el de un pastor que convirtió esa sublimación de ovejas confundidas pero con algo de talento en arte. De este período surgen muy buenos trabajos como “Libertinaje” o “Hijos del Culo”, pero lamentablemente el final no es feliz, el éxito trajo el dinero y la crisis económica de la Argentina la oportunidad ideal para dejar de crear y convertirse en la apología del fracaso argentino, su último disco me parece un insulto a la inteligencia. Lógicamente ya no cuentan con el Zar de la música latina en sus filas, pero esto es solo cuestión de tiempo.
Y los últimos desprendimientos de esta cultura malinterpretada del barrio bajo me resultan directamente inaudibles, bandas como La 25, La Covacha, La Mancha de Ronaldo, Pier, Intoxicados o Jóvenes Pordioseros son un claro ejemplo de la falta absoluta de talento.
Lamentablemente la consumación mas infernal de esta cultura fue el suceso de Callejeros, la tragedia se originó durante un concierto en una sala ilegalmente habilitada llamada Cromañon donde murieron 194 personas por la apología al descontrol. El fuego de una bengala encendida por una cultura patrocinadora de la imbecilidad alcanzó para apagar las vidas de toda esa gente. En ese concierto murió mas gente que en los atentados de Atocha. Es la peor tragedia de la historia del rock en todo el mundo, todo un mérito para los mentores de esta cultura del vacío.
No soporto el rock cabeza, y creo que me sobran los motivos.

Los dejo con algo de esperanza, uno de los pocos frutos felices de toda esta cultura.