Salte la navegación

Tag Archives: Hotel Calamaro

imagen-11

En estos días se publicó por este lado del mundo un box set llamado “obras incompletas” que contiene 6 CD y 2 DVD que reúne gran parte  de la obra de Andrés Calamaro. La compilación en cuestión comienza donde lo dejo con los Rodriguez y llega hasta su último trabajo de estudio. Lo exagerado del tamaño no es casual, es Andrés en estado puro, pero hagamos un poco de historia…

Yo conocí a este muchacho allá por el año 1982, en Argentina soplaban vientos de cambio y Los Abuelos de la Nada le quitaban el acartonamiento a un rock que se estaba cansando de protestar y tenía  ganas de empezar a bailar de una buena vez, Andrés era el joven tecladista de esta banda que reunía lo mejorcito del barrio en aquella época.

Ya en el segundo disco de este grupo el protagonismo de Andrés era tremendo, hits como “Mil Horas” o “Así es el Calor” lo confirmaban como un compositor que sabía nadar entre las aguas de la popularidad y el buen gusto.

Después de un disco en vivo con los Abuelos (de ese trabajo sale la inmensa “Costumbres Argentinas”) nuestro amigo decide empezar su carrera como solista. Su primer disco, llamado “Hotel Calamaro”, era una sucesión de hits, un disco delicioso, cercano y a la vez sofisticado. Mi canción favorita de ese trabajo es “No me pidas que no sea un inconsciente” una balada que me sirvió de excusa para conseguir más de un beso en mis años de adolescencia.

Ahí comienza una etapa que no muchos conocen de Calamaro: se convierte en el productor musical más deseado del rock argentino. El debut musical de bandas como Los Fabulosos Cadillacs o Don Cornelio y La Zona cuentan con su producción artística, y se puede decír que parte importante del sonido de la segunda mitad de los ’80 en Argentina tenía la marca registrada de Andrés.

Pero allá por el ’89 el panorama por mis viejos pagos era bastante rudo con los artistas, la hiperinflación de aquellos años no dejaba demasiado espacio para la creación, y después de publicar su mejor trabajo hasta esa fecha (el inmenso Nadie Sale Vivo de Aqui), nuestro amigo viene a España a probar suerte. Un par de años después presenta a Los Rodriguez, el dreamteam del rocanrol hispano argento. Andrés y Ariel Rot junto con el genial Julían Infante y Germán Vilella  fueron los responsables de trabajos maravillosos. Tuve la oportunidad de verlos en vivo presentando su primer trabajo en Argentina y ese concierto fue absolutamente increíble. De esta banda salieron clásicos como “Enganchate Conmigo” o la inolvidable “Sin Documentos”. Lo tenían todo y lo dejaban plasmado en cada uno de sus trabajos.

Pero Andrés es muy Calamaro para formar parte de una banda y vuelve a probar en solitario, publica una maravilla llamada “Alta Suciedad”, a partir de este trabajo empieza la segunda etapa solista de este tremendo artista, y aquí llegamos al Andrés más conocido; el excedido, el talentoso, el caótico, el compulsivo y al artista que llevó la honestidad de su arte hasta el punto más brutal, se encendió, se incendió y se supo apagar, se recuperó del susto y cual ave Fénix volvió más fuerte y tan genial como siempre.

El box set en cuestión más que un trabajo de compilación es un intento de ordenar de alguna manera el exceso de arte de este tremendo artista. Una enorme puerta de entrada para todos aquellos que aún no se entregaron al universo Calamaro.

Disfruten de su obra, disfruten del artista.

“Siempre seguí la misma dirección, la difícil, la que usa el salmón” (AC dixit)