Skip navigation

Tag Archives: Elvis Costello

Hoy me apetece hablar de 10 tipos que ocupan mi Olimpo personal de dioses de la música contemporánea, sujetos que crearon muchas de las mejores canciones que escuché en mi vida. Como siempre es una lista aleatoria, no hay primeros ni segundos porque todos ellos son geniales.

Micah P. Hinson.

Uno de los últimos de esta lista en llegar a mi vida de la mano de @oli_n. Descubrir a este sujeto fue algo realmente maravilloso, la melancolía de sus canciones es tan dolorosamente bella que para los poseedores de almas sensibles como quien suscribe escucharlo es uno de los placeres mas tortuosos e inquietantes de la vida.

Badly Drawn Boy.

El chico mal dibujado llegó a mi vida gracias a mi brother Mr G, allá en los finales del siglo XX. Este sujeto para mi es un solista integral, puede sonar a mil cosas diferentes y siempre mantener su personalidad, su voz es muy dulce y transmite un sentimiento de confort maravilloso, espero poder verlo en vivo alguna vez en mi vida.

Elvis Costello.

El primer veterano de la lista, lo descubrí allá por los ’90 y se quedo en mis oídos y corazón para no irse nunca mas, es absolutamente genial, sus melodías son tan sencillamente complejas como únicas, es un músico que puede tocar lo que sea, este año lo pude ver en vivo por primera vez y es maravilloso sentir como se divierte en el escenario. No hace oficio de la música, el es la música.

Nick Drake.

Si en esta vida me obligaran a sobrevivir escuchando solo a un artista Nick Drake sería el elegido. Su música no es de este mundo, descubrir su arte fue uno de las mejores cosas que me paso en la vida, no hay canción de el que no me guste, dejó un legado breve pero inmenso, si no lo conoces no pierdas un segundo mas de tu vida.

Rufus Wainwright.

Otro que llegó a mi vida gracias a Mr. G. Rufus es algo absolutamente maravilloso, el mundo del pop rock le queda enano. El es cabaret, libertino y desbordantemente gay. Personalmente creo que esta a la altura de un Cole Porter moderno, lo ví dos veces en vivo y lloré y reí como nunca en un concierto, un genio absoluto.

Neil Young.

Este veteranísimo del mundo del rock es uno de mis músicos favoritos por excelencia, sus discos siempre estan ahí para acompañarme en cualquier momento, y es capaz de hacer el rock mas intenso del mundo o la balada mas dulce, el abuelo es enorme y mi respeto por el es gigante.

David Ackles.

Este es un desconocido para mucha gente. Un maestro de la melancolía y la ironía, sus canciones son verdaderas obras maestras, cuentos breves que relatan el dolor y la alegría de gente común. Cuatro discos es su legado antes de retirarse al silencio absoluto, una obra maravillosa que recomiendo no se pierdan.

Todd Rundgren.

Mi debilidad por la combinación solista/pianista queda reflejada con el maestro Todd, otro irónico de la canción, autor de canciones verdaderamente maravillosas, un músico amado por otros músicos, personalmente me recuerda mucho a Charly García, la obra de Todd influenció mucho al músico argentino, tanto que hizo una versión genial en español del clásico de Rundgren “Influenza”, imperdible.

Mark Lanegan.

En el panorama grunge destacaron sujetos como Eddie Vedder o el malogrado Kurt Cobain, pero el único que supo sobrevivir al movimiento con estilo propio y genialidad es nuestro amigo Mark. Su voz áspera y su oscuridad lo hace creador de verdaderas maravillas tormentosas y oscuras, sus canciones son como espectros que recorren la habitación, asustan y fascinan al mismo tiempo. Un animal musical.

Paul Weller.

Y pasamos de la bestia a la elegancia. Un mod, un rocker, un punk, todo a la vez pero enfundado en ropa Ben Sherman o Merc. Británico por donde se lo mire es el autor de verdaderas maravillas, en los ’70 reino con The Jam y en los ’80 se volvió cool con Style Council, pero su brillo (y ego) son demasiado grandes para bandas, un verdadero elegante del rock.

Aquí una lista con algunas canciones de los artistas citados, enjoy!!!

lennon

Este post esta dedicado a John Lennon por su amor a lo bello de este mundo.

En este blog tengo la costumbre de hablar mas del desamor que del amor, quizás porque me resulta mucho mas atractivo escribir de lo que falta que de lo que se tiene. Pero tambien soy consciente que el amor es el tema mas importante de la música pop, creo no equivocarme diciendo que no hay disco de pop/rock que no tenga al menos una canción de amor.

Hay canciones de amor maravillosas, “Your Song” de Elton John quizás es uno de los ejemplos mas conocidos, pero su perfección se basa en la simpleza, tanto de letra como de melodía. Tambien las tenemos obsesivas como “Every Breath You Yake” de Police que en estos tiempos tan feministas el protagonista puede parecer mas un acosador que un hombre enamorado.

Estos ejemplos son obvios pero sirven para demostrar que el amor es y será un tema recurrente.

Los dejo aquí con un top five de canciones de amor, espero lo disfruten

She – Gram Parsons (hermosa versión de Norah Jones)

Hey, that’s No Way to Say Goodbye – Leonard Cohen (esta canción es una de mis últimas obsesiones)

The Blowers Daughter – Damien Rice (nota: Oli, tenías toda la razón)


God Give Me the Strengh – Elvis Costello ( esta canción se compuso para la película de Kristen Vigard Grace of my heart, altamente recomendable, aquí la versión del film)


Heroes – David Bowie (quizás la mejor canción de amor de la historia del pop)

Espero recibir vuestras listas. Disfruten del amor.

davidackles

Si hay algo que disfruto es compartir la música que me fascina con los que me quiero, la mayor parte de las veces la aceptan con beneplácito y disfrutan de tan bellas melodías, pero me alegra particularmente cuando fanatizo a la otra persona con el artista en cuestión. Incluso en algunos casos su entrega es mayor a la mía, y este sencillo y adictivo acto me llena de orgullo y satisfacción.
Recuerdo cuando allá por el ’89 pase mi primera cinta de Tom Waits a mi amigo Fernando, cuando presente a Gonzalo el disco V de Legiao Urbana o cuando T Rex llego a la vida de mi amigo Camilo, todos bellos momentos de iniciación que quedaran grabados en mi mente. La sensación de ser su camello/dealer que los inicia en una droga nueva, altamente placentera y adictiva de por vida.
Y uno de los últimos casos, pero no por eso menos placenteros, es el de mi amigo Rafa con David Ackles. Este músico inglés es un desconocido para las grandes masas pero adorado por gente de la talla de Elvis Costello, un artísta melodramatico, genial y de una muy breve pero intensa trayectoria. En este Link encontrarán un informe muy detallado e interesante sobre la vida de este genio.
Recuerdo cuando puse a Rafita por primera vez la genial ‘Down River’. No podíamos parar de escucharla, era un repeat constante y analizábamos la letra y la historia. Mi buen amigo es un gran obsesivo y llegó hasta relacionarla con un poema de Borges para entender el “Down River” del que hablaba nuestro artista en cuestión.
Luego compartí con el toda la discografia que tenía y le conté que me faltaba un disco, un poco complicado de conseguir, que siempre lo venía postergando y esas cosas. Ayer al llegar a mi casa me recibe un sobre que venia de Berlin, me lo enviaba mi querido Rafa, y como se imaginaran el contenido de dicho sobre era el “Five & Dime” del maestro Ackles.
Este post esta dedicado (logicamente) a Rafa en agradecimiento (no por el disco, sino por existir en mi vida) y a todos aquellos que cayeron bajo mi influencia, sin olvidarme que más de una vez fui yo el iniciado en cuestión, y ese subidón es algo incomparable.

P.D.: y con este post celebro el primer año de este blog, gracias a todos los que me siguen y aguantan.

Siguen las complicaciones que me impiden dedicarme como Uds. se merecen a este blog, prometo seriamente a los que me siguen que pronto volveré con nuevos vientos a favor que me ayuden a salir del pantano mental en el que estoy metido.

En unas horas parto a Sevilla para asistir por primera vez al EBE, tengo muchas ganas de ponerle cara y voz a otros bloggers, creo que va a ser una gran experiencia.

Pues nada, los dejo con una canción muy bonita que nada tiene que ver con Sevilla pero si mucho con esta noche

Mil besos a todos.

©Evelina Sjöstedt.

Llevo ya casi 6 meses en esto del blog y cuando leo las estadísticas descubro que mi post mas visto es “Esta bueno sentirse triste”. Esto me confirma la idea que es mucho mas interesante aquello que tiene que ver con la congoja que las historias positivas, entonces pienso que no hay nada mejor que echar un poco mas de leña al fuego.
Yo tiendo a estar deprimido, y no vivo esto como una virtud sino como algo cercano al fracaso, mi voluntad para creer en el cambio o que el mundo va para mejor es nula, esto genera una necesidad de anestesia en forma de canción que me lleve a ese estado melancólico que justifique mi falta de fe, pongo a vuestra disposición un breve listado muy útil para este tipo de casos :

“She” Gram Parsons

“God Give Me The Strengh” Elvis Costello Burt Bacharach

“Perfect Day” Lou Reed

“Everybody’s Gonna Learn Sometines” versión Beck

“Time Alter Time” versión Eva Cassidy

“Simple Twist of Fate” Bob Dylan versión Jeff Tweedy

“Down River” David Ackles

“The first Day Of My Life” Bright Eyes (el video al final del post)

Estas solo forman parte de un pequeño muestrario de historias depresivas devenidas en canciones que pueden llevarles el alma al piso. Yo personalmente creo que hay que llegar a tocar fondo y recién ahí intentar coger fuerzas para volver a la superficie, y como corresponde en estos casos, la banda de sonido que acompaña el descenso tiene que ser acorde a la situación.
Obviamente sabemos que en la melancolía tiene un tremendo encanto y uno tiende a acomodarse y sentirse muy a gustito acompañado de canciones que justifican nuestra falta de fe en un futuro mejor, pero la parálisis no es un buen lugar para quedarse, hay que intentar salir y mejorar el panorama.
Pero mientras el desconsuelo este omnipresente y la tristeza sea nuestra mejor aliada, no hay nada mejor que ayudarla en su trabajo de destrozarnos el corazón regalándonos canciones que nos hagan brotar las lagrimas, nos obliguen a vestir de negro y a pasear por las calles como un perro abandonado. Un estado morbosamente ideal.