Skip navigation

Tag Archives: Elliot Smith

Mi madre me cuenta siempre que mientras estaba embarazada miraba unas 4 telenovelas al día para pasar el tiempo. Evidentemente algo pasó en aquél entonces porque mientras yo flotaba plácidamente en líquido amniótico, se me pegó el melodrama en la vida y se quedó para siempre en mi torrente emocional.

Cuando fui creciendo me dediqué a formar mis gustos musicales hasta llegar a niveles de pretenciosidad insoportables que no me permitían ser libre. Pero llegó un momento en que no aguanté más mi ejercicio de auto-hipocresía y mandé todo a la mierda. Me sinceré por completo al respecto de este asunto y me dije: “me gustan las canciones y no prejuzgo más a su autor o intérprete”. A partir de ese momento  para mí una buena balada puede ser de Elliot Smith o de Alejandro Sanz; si me emociona,  ya cumplió su función en mi vida.

Entonces, un mundo de sonidos guardados en mi memoria emotiva despertaron para no dormirse nunca más.

Una vez superado este incordio en mi vida, pude reconocer mi fanatismo por canciones y músicos que para la gran fauna del rock & pop podían ser extremadamente horteras pero para mí eran enormes. A día de hoy, muchos rockeros de pura cepa valoran el verdadero talento de estos maestros del arte de emocionar a cualquier hombre o mujer que lleve el deseo en su cuerpo, y se atreva a ser sincero al respecto.

Lo que sigue a continuación es mi top five de las que considero las canciones melodramáticas más grandes de habla hispana.

Vivir Así Es Morir De Amor – Camilo Sesto

Esta canción es absolutamente inmensa, la re descubrí cuando me vine a vivir a España allá por el 2002. Los arreglos, la enorme voz de Camilo y ese estribillo que no se canta… Se grita!!!  Esta canción es inmensa, hermosa, enorme y genial.

¿Y Cómo Es Él? – José Luis Perales

Aquí la canción del cornudo consciente más enorme de la historia. El tipo es tan grande que envía a su amada abrigada y con paraguas para que no se moje a los brazos de su amante!!! José Luis Perales es enorme y en esta canción lo demuestra a pleno.

Que Sabe Nadie – Raphael

Poca gente supo capitalizar tanto la mística de su personaje como Raphael. Jugó siempre con la ambigüedad hasta el extremo y esta canción confirma mis palabras. Más de un rockstar de pacotilla quisiera la mitad del desparpajo y glamour que derrocha el maestro. Desde aquí mi humilde reconocimiento a su arte.

Porque Yo Te Amo – Sandro

El más grande, nuestro Elvis latino. Un tipo que podía hacer temblar a una mujer solo con mover sus labios sin decir una sola palabra. Esta canción es una de mis favoritas de su repertorio. El maestro en estos días lo está pasando chungo. Desde aquí todo mi amor y la fuerza para que se recupere pronto.

Te Quiero, Te Quiero – Nino Bravo

Esta canción es una belleza perfecta, un tipo que no se corta un pelo en decirle a su chica todo lo que siente por ella. Si a esto le sumamos la enorme voz de Nino Bravo la combinación es letal. Cuando empieza con el “Te quiero, te quiero, te quiero” no hay fémina en este planeta que se pueda resistir a semejante emoción.

Dedico este post a mi adorada madre por criarme con estas canciones de fondo. A CaroQ por inspirarme a escribir esto mientras cantábamos estas canciones a grito pelado en la Vespa hace un par de días. Y a todos los desbordados emocionales de siempre.

Anuncios

Esta vez voy a aprovechar este espacio para recomendarles una novedad. En estos últimos años no es muy frecuente que aparezca un artista nuevo que logre sorprenderme con la calidad de su obra, creo que desde los discos debut de Badly Drawn Boy, Rufus Wainwright o Elliot Smith (prometo post de cada uno de ellos) no surgía un solista que me tuviera escuchando su disco 3 o 4 veces sin aburrirme, y el merito esta vez le pertenece a Ferraby Lionheart y su disco “Catch the Brass Ring”.
Sus canciones son muy sencillas y ahí radica su belleza, mucho piano, cuerdas y demás elementos pop visten a las canciones de un sonido nostálgico y melancólico, la influencia Beatles es muy fuerte, por momentos parece que estuviéramos escuchando el álbum blanco.
Poco es lo que se sabe de Ferraby Lionheart, aparte de este disco debut hay un EP donde ya queda claro el talento de nuestro nuevo amigo. Personalmente espero poder seguir disfrutando de su obra y que su trayectoria no sea tan corta como este post.

Los dejo con un video de este album debut, enjoy the trip.

27_club_poster.jpgSolamente en el rock puede darse algo tan morboso como el 27 club, a esta entidad pertenecen Jimi Hendrix, Kurt Cobain, Brian jones, Janis Joplin y Jim Morrison, todos estrellas de rock que murieron a esa edad.
En un post anterior de este blog, mi querido amigo Morsa a la Deriva comentaba lo siguiente: “Yo estoy de acuerdo en que muchos artistas tienen el don de trasformar su dolor en energía creativa. Sin embargo, es importante que dejemos claro que si bien muchos talentosos han sido desgraciados, la desgracia no garantiza el éxito.” Yo estoy completamente de acuerdo con este comentario, no por ser un joven depresivo guitarrista te llegará un contrato discográfico caído del cielo, quizás y solo quizás, esto sucederá si tienes una pizca del talento de Nick Drake o Kurt Cobain.
Hay algunas situaciones que el rock supo reflejar de manera muy simpática, los divorcios, los nacimientos y los amores sanadores.
Sabemos que muchos clásicos surgieron de divorcios, Blood on the tracks de Bob Dylan, Sea Change de Beck son claros ejemplos de discos que reflejaron la pena del artista de una manera maravillosa, los de resurrecciones amorosas no suelen correr con la misma suerte, tienden a ser blandos y demasiado ñoños para el gusto de los fans que suelen dar la espalda al artista cuando esta enamorado… Celos quizás?
Y los de nacimientos siempre tienden a ser grandes relatos del descubrimiento de la vida, la belleza, la pureza y demás cuestiones. De este tipo de trabajos rescato el demente disco electrónico que grabo el cantante de Café Tacuba junto con su mujer bajo el nombre de Sizu Yantra, unas nanas muy tecno acompañadas de unos dibujos Animados muy simpáticos que imagino serán las delicias de ese niño.
Lo terrible es cuando el disco es la prueba viva de que el artista esta fatal y tiene pensado pasarse al otro barrio. El Pink Moon de Nick Drake o el ultimo de Elliot Smith (no se lo querían editar, se suicido y , oh sorpresa, se publicó!) la sensación de impotencia ante tanto dolor convierte a esas canciones en clásicos culposos, que nos atormentan de la misma manera que nos dan placer.
Para cerrar me gustaría citar a Hernan Casciari cuando cuenta que la hermana de Astor Piazzolla se quejo que su hermano no mando ni siquiera flores al velatorio de su padre. al igual que Hernán creo que hizo algo un poco mas interesante, se encerró en su hotel de Nueva York durante 2 días y al salir tenia compuesta una bonita pagina musical llamada Adiós Nonino, que considero humildemente que es un poco mas sentida que un ramo de rosas.