Salte la navegación

Tag Archives: Caetano veloso

Este próximo sábado comienzan mis merecidas (y breves) vacaciones de verano, una semana en las Rias Baixas de Galicia en buena compania, una especie de rehab emocional.

Por este motivo les voy a dejar unas recomendaciones para que puedan soportar mi ausencia hasta los primeros dias de septiembre donde todo volvera a la… normalidad?

Lo que viene a continuación no es mas que un collage sonoro emocional, espero lo disfruten.

5 tracks “ideales” para este verano, sepan leer entre estrofas… enjoy!!!

Chega De Saudade – Caetano Veloso

Verano Fatal – Nacho Vegas  Cristina Rosenvigne

Trigal – Sandro

Eres – Cafe Tacuba

Pijamas – Babasonicos

Tuve la suerte de poder viajar frecuentemente a Brasil durante la primera mitad de los 90. Allí vivía mi padre y esto me permitía pasarme temporadas por estas tierras. Como era de esperar me empecé a interesar por los ritmos locales, empezando con los clásicos hasta llegar a los mas alternativos, o sea, de Antonio Carlos Jobim a Sepultura, pasando por todo lo que se puedan imaginar en el medio.
De esta manera llegue a gente como Legiao Urbana, Planet Hemp, Marisa Monte, Cassia Eller, Raul Seixas, Cazuza y también abrí mi corazón a Caetano Veloso, Chico Buarque y Joao Gilberto.
Pero hoy me voy a centrar en tres personajes que logran mixturar el sonido de la bossa nova con la electrónica, la psicodélia o el punk, solo por citar algunos ejemplos. Estamos hablando de Moreno Veloso, Domenico Lancellotti y Alexandre Kassin.
El proyecto de estos tres músicos comenzó en 2001 y se completó en el 2007. Durante esos años sacaron tres discos, el primero fue “Maquina de Escrever Música” firmado bajo el nombre de Moreno + 2, supongo que esta elección se debe a que este joven es el hijo de Caetano Veloso y eso le daba un tirón extra al proyecto. Este disco es una pequeña maravilla de la mixtura. Mucho sampler, electrónica, bossa y psicodélia, las influencias paternas se hacen sentir pero en ningún momento Moreno pierde personalidad. Mi tema favorito es “Deusa Do Amor“, recuerdo que en vivo Domenico acompaña frotando con sus manos dos lijas de pared para hacer la base del tema, todo un detalle.
Luego fue el turno de Domenico + 2, el título de este trabajo fue “Sincerely Hot”, este quizás es el trabajo mas ecléctico del grupo, sigue en la misma línea del anterior pero un poco mas radicalizado y extremista en la mixtura sonora, presentado este trabajo los pude disfrutar en vivo en La Casa Encendida y recuerdo que el concierto fue una fiesta de principio a fin, ver como funcionan como banda es una experiencia muy agradable, cambian de instrumentos como de protagonismo, realmente parece que no hubiera ningún tipo de ego imperante y que lo único que importa es la fiesta que generan con cada una de sus canciones. Una de mis canciones favoritas de este disco es la neurótica “Allegria”.
Y su último trabajo completa la trilogía, se trata de Kassin + 2 y su disco “Futurismo”, este sigue en la línea de los dos anteriores pero ya mas cercano en su sonido a gente como las chicas de Cibo Matto, Sean Lennon o los Beastie Boys cuando se ponen cool e instrumentales. Personalmente espero que sigan trabajando como proyecto conjunto ya que las tres obras que entregaron hasta ahora tienen un nivel muy alto, y los invito a todos Uds. a conocer el trabajo de estos artistas, les puedo asegurar que no se arrepentirán de vivir esta grata experiencia.

2085666.jpg Hace unos años cuando vivía en Buenos Aires tenía una pequeña productora de video con dos amigos, Gabriel y Pablo. Mas allá de los muchos buenos y pocos malos momentos que recuerdo de aquella época había algo especial en el asunto, disfrutábamos como enanos con lo que hacíamos, y lógicamente la música estaba de fondo todo el tiempo, no podía ser de otra manera.
Una tarde, escuchando la rock & pop estaba Gustavo Cordera (cantante de la Bersuit Vergarabat) contando la música que escuchaba en ese momento, y empezó a hablar de un músico uruguayo que le parecía buenísimo y recién había sacado un disco, el CD en cuestión era Frontera y el artista era Jorge Drexler.
Como corresponde en estos casos, al día siguiente fui a por el disco y me costo recorrer muchas disquerías de la ciudad hasta conseguirlo, no porque fuera muy popular como lo es ahora sino porque no lo conocía casi nadie.
Cuando lo escuchamos con los chicos quedamos enganchadísimos, no se cuantas vueltas dio ese CD en el reproductor del estudio, no podíamos dejar de escucharlo, la exacta mixtura entre lo folcklórico y la electrónica lo convertía en un producto genial.
El siguiente disco se llamó Sea y me lo trajo de España Gabriel (junto con el Salmón quíntuple de Andrés Calamaro que no se editaba en B.A.) cuando vino por primera vez a testear estas tierras con planes de radicación. Esta es otra joya de su discografía que asocio a mi migración, lloré mucho en Madrid escuchando estas canciones, y nunca olvidare cuando me reuní con mi mujer después de pasar los primeros meses sin ella, nos besamos bajo la lluvia mientras en mi discman sonaba la canción Sea.
Otro recuerdo tremendo que tengo es cuando salió el disco Eco, al día siguiente fueron los atentados de Atocha, recuerdo que dos días después estaba en el metro con el corazón destrozado llorando lagrimas incontrolables junto con montones de personas a las que le sucedía lo mismo, y lo único que me consolaba en el dolor era escuchar la canción polvo de estrellas.
Luego todos conocen la historia. La canción Al Otro Lado del Río de la película Diarios de motocicleta lo convierte el dueño de un oscar ( a pesar de la versión de Antonio Banderas en la gala) y llega la popularidad a grandes niveles. Tuve la suerte de verlo en vivo en un pequeño teatro de Alcalá de Henares en un concierto muy intimo, su comportamiento en escena es de una humildad impresionante, y al escucharlo logra transmitir la misma tranquilidad que Caetano Veloso. Todo un artista.
Y gracias a el conocí a artistas como Eduardo Mateo, volví a escuchar a Rada, Los Fatorusso (en todas sus versiones), Zitarrosa y el gran Jaime Roos, grandes artistas del otro lado del río.
Esta semana salió a  la venta un disco en vivo grabado en su ultima gira llamado Cara B (lo estoy comprando en iTunes mientras escribo esto) y mientras lo escucho recuerdo la intimidad de aquel concierto, y algo parecido a la paz se apropia de mi persona, tarea complicada si las hay.