Salte la navegación

Tag Archives: Blaxploitation

Tenia toda la intención de escribir un post sobre la salsa (va en serio) pero una noticia cambio totalmente el rumbo del asunto, ayer se fue de este mundo uno de mis músicos favoritos, me refiero al gran Isaac Hayes.

Este hombre fue responsable de muchos de los primeros hits del sello Stax en la segunda parte de la década del 60, luego en los 70 consolido su lugar en la musica gracias al Oscar que obtuvo por el tema central de la película Shaft, por este motivo lo podemos considerar uno de los principales responsables del sonido Blaxploitation, tan venerado y reciclado a partir de los años ’90.

La primera vez que tuve contacto con su obra fue gracias al videoclip de la canción que interpreta junto a Barry WhiteDark and Lovely“, ellos dos fueron “competencia” durante los 70, en realidad la sensación que a mi me queda es que Barry les hablaba de manera sugerente al oído pero era el gran Isaac el que se encargaba de rematar la faena.

Luego, cuando toda la movida de Bristol, escuchando gente como Massive Attack, Alpha o Portishead descubrí que lo habían sampleado hasta el hartazgo, el primer disco de Postishead no seria nada si las bases no fueran del gran Black Moses.

De esta manera llegue a dos de sus obras capitales “Hot Buttered Soul” y “Black Moses“, encontrar estos discos fue algo maravilloso en mi vida musical, son impresionantes y logra convertir clasicos del easy listening como “Walk on By” o “Close to You” en pequeñas sinfonías eróticas perfectamente irresistibles.

Amigo, Amiga lector de este blog… Si tu relación amorosa esta pasando por un momento bajo, te recomiendo escuches cualquiera de los discos del gran Isaac del periodo 70 al 74, no te sentirás defraudado y tu pareja recuperara la sonrisa perdida.

Luego el fenóneno de la música disco lo arraso todo (aún así tiene grandes piezas en esa época) y en los 90 fue resucitado del olvido. Y ahora viene lo mejor, la forma en que logro su mayor popularidad entre las nuevas generaciones  fue a través del personaje de Chef en la serie South Park, era su voz la que aconsejaba e intentaba llevar por el buen camino a nuestros cuatro amiguitos.

No pienso hablar de su vinculo con la cienciología porque me parece su parte con menos arte, prefiero recordarlo como el interprete de esas canciones que me dan ganas de levantarme y empezar el día como si fuera el protagonista de una película de Tarantino.

Te voy a extrañar maestro, pero por suerte tu música me acompañara hasta que nos encontremos en el otro barrio.

Walk on By…

061225_james_brown_rip_b.jpg Cundo tenía aproximadamente 14 años se estreno la película Rocky III, fuimos con unos amigos al cine y promediando la primera parte (pelea de Ivan Drago Vs Apollo Creed) en el momento que se presentan los boxeadores aparece un señor con un traje extremadamente llamativo bailando como un poseso y cantando una canción patriotera pero con un ritmo infernal. Ese señor era James Brown y ese momento fue mi ingreso inocente al mundo del Funk.
Y fue gracias al Acid Jazz y el Rap que la música negra mas sexual del mundo resurgió de las cenizas.
Por estos años comenzó mi viaje profundo por el mundo negro del funk y el blaxploitation, recuerdo que compré “What’s Going On” el día que Kurt Cobain intento suicidarse en Italia (logro su objetivo meses después) y llegaron a mi vida personajes como Marvin Gaye, Curtis Mayfield, Bill Withers, Isaac hayes, The Meters, Funkadelic y montones de músicos que le pusieron verdadero ritmo al sexo. Empecé a fascinarme con toda la cultura negra, escuchar a Gill Scott Heron y su “Revolution will be not televised” me ponían los pelos de punta, aprendí mucho sobre Malcolm X, los panteras negras y me enamore de las pelis de Spike lee, como siempre arte sumó mas arte.
Pero volvamos al padrino, una vez que James Brown entra en tu vida no sale nunca más, el tipo tuvo una vida turbia, horrible, su comportamiento fue reprochable por donde se lo mire, pero su arte es absolutamente genial, supo sacar lo mejor de cada músico que lo acompaño, tuve la suerte de poder verlo en vivo y la experiencia fue increíble, la banda no paró de tocar un segundo, una lección de funk que jamás olvidare.
Y al día de hoy no faltan en mi iPod canciones profundamente negras de aquella época, viajando por Europa siempre busco discos perdidos o compliados funk de bandas poco conocidas, Londres y Barcelona son ciudades ideales para encontrar joyas de este genero.
Y para terminar los dejo con una joyita que llego a mis manos gracias a mi amigo Pocho, el me hizo escuchar esta tremenda versión de Sunny, un clásico de los 60, en la voz y el ritmo del padrino, disfruten cada segundo porque es imperdible.