Skip navigation

Tag Archives: Argentina

Captura de pantalla 2012-12-21 a la(s) 21.20.53

Recuerdo aquel día del ’87 como si fuera hoy. Estaba en casa de mis padres con la que era mi novia por aquel entonces haciéndonos carantonias (amo esa palabra) y cuando estábamos por ponernos al tema más seriamente sonó el teléfono. Con el enfado lógico por la interrupción amorosa respondo y del otro lado se escucha la voz de mi tía (la más sensacionalista de la familia) contándome que en las noticias dicen que murió Luca Prodan. Colgué, se lo dije a mi chica y los dos nos quedamos helados, nos abrazamos en silencio sin poder hacer nada. Sabíamos que Luca era un tipo extremo, pero no esperábamos que nos dejara tan pronto.

Voy más atrás todavía y vienen a mi mente las madrugadas del ’84, el programa de radio Cuero Pesado pinchando “La rubia tarada” y yo flipando en colores. Todo era nuevo para mi, el sonido, la letra, y esa voz que cantaba en un español rarísimo. No entendía nada pero seguro que estaba de acuerdo con ellos. Unos días después me recuerdo viendo la portada del primer disco de Sumo “Divididos por la felicidad” en la disquería que estaba en Serrano y Santa fe, empezaba la historia mas breve pero determinante del rock de mi país.

Por aquellos años la Argentina vivía una alegría democrática feroz después de 6 años de oscuridad. El pop asomaba tibiamente entre los pesos pesados del rock progresivo y la canción protesta, pero el punk todavía era un gran desconocido para la mayoría de los jóvenes australes. Ahí es donde aparece pateando el tablero Sumo, una mezcla perfecta de New Wave, Punk y Reagge única e irrepetible.

Cantaban en inglés a 2 años de perder el honor en Malvinas!!! El cantante no era un melenas barbudo, era un pelado italiano, educado en Escocia con cara de loco y ropa andrajosa. A mis 15 años el mensaje de este sujeto hizo que empezara a cuestionarme cosas que hasta ese momento eran sentencias, y no me refiero a patear bolsas de basura y hacer fuck you a la policía, Luca me hizo entender que habia mucho más que el barrio, el colegio y la bandera.

Actuaban en discotecas cutres (como todos los grupos por aquellos años), se peleaban en los festivales con todo dios, tenian pocos amigos y en vivo eran más happenings que conciertos, pero definitivamente eran imbatibles. Si los tuviera que comparar con una banda clásica definitivamente sería con The Doors, no por el sonido, sino por la provocación constante y lo revolucionario de su actitud.

Si quieren saber más de Luca y su tremenda banda busquen y rebusquen, hay documentales buenos, películas malas y mil entrevistas.  Yo solo quiero recordar desde aqui al pelado a 25 años de aquel día que se hinchó las pelotas y fue al otro barrio, y darle las gracias, por abrir mi cabeza, mis oídos y mi corazón.

Aquí el playlist con su obra, enjoy!

En Argentina somos muy fan de los ritmos negros (todavía no se porqué ya que no quedaron demasiados por allí) pero el reggae y el blues son religión por mis pagos, y hoy se nos fue uno de nuestros bluseros más puros y clásicos, la carretera nos robó al negro Adrián Otero a los 53 años, una verdadera putada.

Personalmente no fui nunca muy fan de su banda, Memphis la blusera, pero debo reconocer que el tipo cantaba muy bien y dominaba un género muy complejo para los que somos de habla hispana, componer blues en castellano no es tarea fácil ya que la metrica es muy complicada de encajar con nuestras largas y pomposas palabras. Pero nuestro amigo Adrián hacia magia y nos regalo unas cuantas canciones que ya son clásicos del cancionero argentino. Yo me quedo con dos, la despechada “La Bifurcada” y ese himno por excelencia que es “Moscato, Pizza y Faina” la base de la pirámide alimenticia popular.

Que descanses en Paz Adrían, que en el cielo del blues argento ya te esta esperando Pappo con una birra y listo para tocar unos blues.

“La vida es tocar y partir, lo nuestro es rodar o morir”

En estos tiempos en que la prensa y la estupidez generalizada intentan rivalizar a los pueblos con expropiaciones distractivas y recortes a cascoporro, el arte se encarga (como siempre) de unir lo que otros quieren destruir. El último trabajo de Xoel López es la prueba clara de que mezclar siempre suma.

El disco en cuestión se llama Atlántico y es un trabajo que, por sobre todas las virtudes de la obra, destila optimismo. Sus canciones nos alejan de amargas crisis socio económicas y nos acercan al compartir, a disfrutar de lo pequeño. Sabemos que el arte no soluciona problemas pero si nos ayuda a entendernos mejor. Cosa realmente necesaria en los tiempos que corren.

Los invito a disfrutar de la experiencia atlantica, a bailar con este gallego que se volvió porteño, a un disco donde habitan felizmente la fiesta, el baile y la melancolía. Pasen, vean y disfruten de este abrazo musical que atraviesa charcos enormes.

pueden escuchar el disco aquí

luna

Hace unos días mi amigo Diego me preguntaba vía mail si tenía pensado escribir algo respecto al “man on the moon” en ese momento no entendí a que se refería, días después ya mas cerca del efemérides en cuestión caí en la cuenta de que se cumplen 40 años de la llegada del hombre a la luna, a partir de ese momento el tema empezó a dar vueltas en mi cabeza.

Yo nací ese año y lógicamente ese sencillo motivo ya le da una relevancia extra en mi vida, pero con el tiempo me fui enterando de otras cosas que lo convierten en un año genial en la historia de la música.

En 1969 se publican los dos primeros discos de Led Zeppelin, Abby Road de los Beatles, se estrena la opera rock Tommy de The Who, los Rolling Stones publican Let It Bleed y los Doors graban el maravilloso e incomprendido (en su momento) The Soft Parade. En Argentina se edita el primer disco de Almendra, obra fundamental para entender la evolución del rock en mi país.

Y no se si sucede en otros países del mundo, pero en Argentina se estipuló que el 20 de julio es el “día del amigo”, la leyenda cuenta que se designo ese día porque la humanidad de unió frente a los televisores para ver como el hombre pisaba por primera vez la luna, mas allá de creerse o no el asunto ese día es la excusa perfecta para encontrarse, reír, emborracharse y exaltar un sentimiento tan bonito como es la amistad.

Así que aprovecho este día para saludar a las personas que quiero y amo en mi vida, a todos y cada uno de ellos les dedico la siguiente canción con todo mi corazón. Gracias por darle sentido a mi vida.

Felíz día!!!

Creo que con este post voy a ganar enemigos, pero en ciertos casos considero que es necesario.
Tengo un grave problema con la cultura del “rock barrial” de mi país natal, sobretodo porque creo que su nacimiento surge de un error gigantesco de interpretaciones y oportunismo ante la impotencia del fracaso.
Nunca entendí que planetas se tuvieron que alinear para que el discurso de un intelectual de los setentas como es el Indio Solari pudiera calar tan hondo en gente que no tiene ni puta idea del contenido de sus palabras.

Personalmente creo que Inevitablemente la agradable sensación de control se apodero de nuestro amigo y todos sabemos que ese caramelo es demasiado sabroso. Recuerdo cuando mi amigo Fernando decía que si al Indio se le ocurría gritar durante un concierto en un estadio de River Plate repleto “Salgan a matar” las hordas enardecidas envalentonadas en el inconsciente colectivo se hubieran cargado a la mitad de la población del barrio de Nuñez.

Necesito hacer una aclaración antes de seguir. Considero a Solari como uno de los mejores escritores de rock de la Argentina, su uso de la metáfora quedara en la historia. Pero el problema esta en la gran confusión de la gente que se sabe sus canciones pero no lo escucha ( y ni hablar de interpretar) el mensaje de sus textos, solo los utilizan de bandera para una violenta catarsis de sus miserias personales y reales.
No es casual que todo este fenómeno sucediera durante la segunda década infame de la Argentina. La exclusión social empujo a una juventud resentida a la necesidad de ghetto, a abrazarse en una solidaridad de lo horrible,  y lo que no une el amor lo une el espanto.
Los primeros brotes de este fenómeno surgieron después de la separación de los Redondos. Estos nuevos grupos apoyaban el bardo pero creían en la posibilidad de algo mejor, todavía quedaba un atisbo de esperanza. Claros ejemplos son Los Piojos y la Bersuit Vergarabat , Hoy día estas bandas cuentan con una popularidad absoluta y solo con tirarse un pedo y grabarlo ya venden 100.000 copias. Personalmente siento que Los Piojos perdieron la fuerza, dejaron de creerse la payasada y sus últimos trabajos son un intento de redención para superar la vorágine de aquellos años.
Y la Bersuit es un caso aparte, empecé detestándolos, no soportaba su apología al caos vacía de contenido y acordes. Luego la mano de Gustavo Santaolalla los sumó al sonido “en los noventa mola ser latino” Su trabajo fue el de un pastor que convirtió esa sublimación de ovejas confundidas pero con algo de talento en arte. De este período surgen muy buenos trabajos como “Libertinaje” o “Hijos del Culo”, pero lamentablemente el final no es feliz, el éxito trajo el dinero y la crisis económica de la Argentina la oportunidad ideal para dejar de crear y convertirse en la apología del fracaso argentino, su último disco me parece un insulto a la inteligencia. Lógicamente ya no cuentan con el Zar de la música latina en sus filas, pero esto es solo cuestión de tiempo.
Y los últimos desprendimientos de esta cultura malinterpretada del barrio bajo me resultan directamente inaudibles, bandas como La 25, La Covacha, La Mancha de Ronaldo, Pier, Intoxicados o Jóvenes Pordioseros son un claro ejemplo de la falta absoluta de talento.
Lamentablemente la consumación mas infernal de esta cultura fue el suceso de Callejeros, la tragedia se originó durante un concierto en una sala ilegalmente habilitada llamada Cromañon donde murieron 194 personas por la apología al descontrol. El fuego de una bengala encendida por una cultura patrocinadora de la imbecilidad alcanzó para apagar las vidas de toda esa gente. En ese concierto murió mas gente que en los atentados de Atocha. Es la peor tragedia de la historia del rock en todo el mundo, todo un mérito para los mentores de esta cultura del vacío.
No soporto el rock cabeza, y creo que me sobran los motivos.

Los dejo con algo de esperanza, uno de los pocos frutos felices de toda esta cultura.