Salte la navegación

Tag Archives: Andy Warhol

64150_10151464790043880_1036150784_n

“Alguien dijo una vez
que yo me fuí de mi barrio,
¿Cuándo? …Pero cuándo?
Si siempre estoy llegando.”

Anibal Troilo – Nocturno a Mi Barrio

Decir que Bowie es solo un músico sería limitarlo, mutilarlo, quitarle su parte más interesante. Existe un antes y un después en la historia de la cultura popular a partir de su aparición en escena. Podría asegurar – sin temor a equivocarme- que todos nosotros,  de forma consciente o inconsciente, somos placenteras víctimas de su enorme legado.

Y esto lo pude comprobar (reafirmar) personalmente en la exhibición “Bowie is here” en el Victoria & Albert de Londres. Una retrospectiva sobre su vida y su obra absolutamente exquisita. El espacio elegido para esta muestra es tan grandilocuente como la estrella en cuestión. Y el diseño multimedia es la cereza que corona el pastel. Maravilloso es poco.

Los patrocinadores de tan magno evento son Gucci (la moda y Bowie son sinónimos) y Sennheiser (sound and vision… ¿te dice algo? ) y este último es una parte fundamental de la exhibición. Cuando llegas a la muestra te hacen entrega de unos bonitos cascos conectados a un receptor, a partir del momento que entras a la primera sala comienza la aventura sonora, un recorrido a base de canciones, audios, entrevistas y demás efectos te acompaña hasta el final de la muestra. Este gigantesco track va cambiando a medida que avanzas en la muestra, el diseño sonoro estuvo a cargo de Tony Visconti, un viejo e inseparable aliado de Bowie.

En ese viaje vemos gran parte de los elementos que construyeron el mito, sus influencias y todo aquello que formó parte de su vida artística. Claramente no es tarea sencilla condensar la enorme trayectoria de este artista en dos salas del Victoria & Albert, pero debo reconocer que la muestra esta excelentemente curada, y los hitos más importantes estan representados perfectamente. Vamos, que la muestra funciona tanto para los “fan from hell” como yo y para los paracaidistas habituales del arte.

Los dejo con un detalle muy simpático que tiene la muestra en su trayecto final. Una tabla periódica mostrando sus influencias, sus contemporáneos y sus “copycats”. Es inevitble verla y tomar conciencia que Bowie estuvo (y estará) presente en nuestra vida más alla de gustos o disgustos.

Bowie nunca se fue, el siempre esta llegando a nuestras vidas.

Los dejo con un par de videos para que puedan intuir de que va el asunto.

La Velvet Underground es uno de los grupos mas importantes en mi vida, en lo personal hay un antes y un después en la música pop/rock a partir de ellos, ocupan en mi corazón y mis oídos el mismo lugar que Los Rolling Stones, Los Beatles, Los Doors, o Los Who.
Lou Reed y John Cale eran los protagonistas principales de la banda, sus carreras solistas demostraron lo enorme de su genialidad, pero el famoso disco de la bananita tiene otra protagonista fundamental y esa es Nico, el mito femenino mas bestia del rock junto a Janis Joplin.
Ya desde el título del primer disco de la velvet queda claro su lugar en la banda, cuenta la leyenda que Lou Reed no la soportaba y Andy Warhol (que ponía el nombre, o sea, la pasta) la impuso en la banda. No entra en mi cabeza que canciones como “Femme Fatale” o “All tomorrow parties” fueran interpretadas por otra voz. Ese inglés bestial y despojado de acento solo podía salir de la boca de este ángel alemán (o húngaro, no esta claro donde nació), esa voz seca, ausente y bestial es la indicada para esas letras y esa música.
Su belleza era tan particular como el timbre de su voz, su primer disco solista post Velvet Underground se llamo “Chelsea Girl” y en su momento no tuvo mucho reconocimiento, para mi es uno de sus mejores trabajos, contiene canciones bellísimas como “These Days” o “The Fairest of Seasons”( Wes Anderson uso estas dos canciones en su película “The Royal Tenembaums”), tuvo otros trabajos solistas muy interesantes como “The Marble Index”, “The End” y otro de mis discos favoritos “Camera Obscura”, un trabajo totalmente precursor para su época, lo mejor de este disco es una versión del clásico “My Funny Valentine” que puede partir el corazón mas duro en mil pedazos.
Lamentablemente Nico nos abandono en el año 1988, sufrió un derrame cerebral mientras paseaba en bicicleta en Ibiza, sus cenizas fueron sepultadas junto con las de su madre en una ceremonia íntima en la que sonaban sus canciones de fondo, una bella despedida.
Hace unos años editaron en CD un concierto grabado en el año 1972 en el teatro Bataclan de Paris donde se reunieron Lou Reed, John Cale y Nico 6 años después de la grabación del mítico álbum de la Velvet, este disco es una de mis joyas mas preciadas.
Los dejo con un fragmento de este concierto, espero que sea de vuestro agrado y sirva como presentación para aquellos que no conocían la obra de esta tremenda y fundamental artista.