Salte la navegación

Tag Archives: Alta Fidelidad

high_fidelity_1

Hace unos días cuando pensabámos con Roger como hacer la intro para el episodio 04 de Lacomuna.tv enseguida surgió la idea de homenajear la intro de High Fidelity, libro y película de la que somos fans todos los amantes de la cultura pop/rock. Cuando me puse manos a la obra con el tema volví a ver muchos trozos de esta obra maestra del cine moderno.

Y vino a mi mente uno de los puntos recurrentes de la película, los top five, ahí decidí hacer lo propio con los que considero los mejores momentos del film.

Desde ya pido disculpas por no encontrar todos fragmentos subtitulados en español.

1. la imagen de un vinilo girando y sonando los The Thirteenth Floor Elevators ya me pone a babear, y si a esto le agregamos que luego viene la gran frase “somos tristes porque escuchamos música pop o la música pop nos convierte en gente triste” ya el plato esta servido para nuestro disfrute.

2. Aquí hace su aparición estelar el pequeño gigante Jack Black, la forma bestial que tiene para cargarse el momento de paz con su “monday tape” no tiene desperdicio.

3. Esta es la escena mas increíble de la película, el encuentro de Rob con el nuevo amante de su novia es de lo mejor que vi en cine en mucho tiempo. Enjoy!!!

4. Y como siempre al final, las cosas se solucionan y la paz vuelve a los corazones, eso si atado con hilos, como casi siempre, aquí volvemos a disfrutar de Jack Black en otra de sus grandes facetas, la de cantante.

5. Y aquí la joyita de este post, inmediatamente después de ver la película leí el libro (gracias Marcela) y no me podía creer que no incluyeran el momento en que Rob se presenta en la casa del coleccionista, años después descubrí que la escena existía pero no se incluyo en el film, y aquí la tienen para vuestro disfrute, y esta va con subtítulos. Nota: admiro el comportamiento de Rob ante semejante situación.

Este post esta dedicado a todos aquellos que no podemos vivir sin música.

Anuncios

20070608003529-tristeza.jpg

Si hay algo maravilloso que nos brinda la música es el efecto banda de sonido de nuestra vida (perdón el lugar común), y que mejor que escuchar una canción triste cuando tenemos el alma rota.
No soporto a la gente que cuando esta triste porque la novia lo dejo quiere ir de marcha y escuchar King Africa con los amigotes saltando a su alrededor y poniendo cara de idiota felíz. Se que en alguna parte de su alma quiere estar llorando en el parque del Retiro en otoño mientras “Poor Boy” de Nick Drake suena de fondo.
“Estamos tristes porque escuchamos música pop o la música pop nos convierte en personas tristes” la frase de Nick Hornby de su libro Alta Fidelidad divide a la humanidad. Recuerdo que empecé a prestarle atención a las letras de tango después de que me hicieran trizas el corazón. La letra del tango “ Como dos extraños” (especialmente la versión de Roberto Goyeneche del disco “Tangos del Sur”) me pone la piel de gallina y entiendo perfectamente el encuentro/desencuentro que narra porque lo viví en carne propia, este es mi caso y al menos el de unos 300 millones de personas más.
Y ya en un plan total de morbosidad les cuento que yo practico este ejercicio como rutina de infelicidad. A veces la vida me lleva por buenos momentos en los que no tengo porque estar mal o deprimido. Entonces cuando siento que viene algo parecido a una sensación de felicidad busco desesperadamente algo que me tire el alma al piso; casi siempre termino escuchando “She” de Gram Parsons o “Everybody’s Gotta Learn Sometimes” (versión Beck), y ante los primeros acordes siento como toda la tristeza me invade, y misteriosamente, me siento mas estable.