Skip navigation

Monthly Archives: marzo 2012

Hace unos años, allá por los finales del 2008, la crisis y la necesidad de seguir expresándonos después de perder nuestros empleos, nos empujó a seis dementes muy creativos a canalizar nuestro talento en un proyecto (sin fines de lucro) tan maravilloso como caótico, esa energía tomó forma y se llamó LaComunaTV.

Ese hermoso (y bizarro) experimento sirvió para confirmar que el video online empezaba a capitalizar las ventajas de las redes sociales como nuevo canal de difusión. Al día de hoy todos los “comuneros” tenemos la suerte de trabajar en aquello que nos gusta y, cada uno en lo suyo, sigue desparramando su creatividad tanto en las redes sociales como en los medios de comunicación tradicionales.

Creo no equivocarme al decir que los que formamos parte de la experiencia sabemos que hay un antes y un después de aquel 2009 en nuestras vidas.

Pero ahora estamos en el 2012. Todo es ansiedad y vorágine ante los ciclotímicos tiempos que corren. La confusión reina en el ambiente y, más de una vez, la realidad del brief diario supera nuestro día a día creativo. Los que vivimos de nuestra imaginación necesitamos expresar nuestra necesidad artística más allá de lo que nuestros clientes puedan pedir. Necesitamos ventilar esas ideas que si no salen de nuestras cabezas se marchitan en un rincón de nuestros cerebros.

Entonces recuperando el espíritu de aquel maravilloso proyecto que tan bien nos hizo, decidimos crear un nuevo espacio donde expresar las necesidades artísticas más inmediatas de nuestro (muy talentoso) equipo. Un lugar donde la catarsis se convierte en arte. Así nació esa obligación placentera de cada viernes, así nació la serie #cañoneando.

La idea es muy sencilla. Cada viernes, tres integrantes de El Cañonazo, de forma aleatoria, tienen que generar un contenido audiovisual que puede durar como máximo 1 minuto. Dentro de ese tiempo pueden hacer lo que quieran, no hay límites. Puede ser videoarte, una receta, un gag, una entrevista, un videoclip, lo que realmente les venga en gana. La idea es generar un espacio de expresión liberador, drenar esa idea que rumia en la cabeza y es necesario materializar para poder avanzar.

La verdad no podemos estar más orgullosos del resultado. Los 5 primeros episodios demuestran que nuestro cadáver exquisito particular es un muestrario de la enorme creatividad de nuestro equipo. Más allá de posibles diagnósticos psicológicos sobre nuestras patologías, cada pieza tiene su entidad, su marca registrada. Y eso era lo único que deseábamos.

No los aburro más con mis palabras. Vean, descubran y disfruten de nuestro proyecto, solo necesitan tener la mente abierta y la sonrisa fácil.

Bienvenidos a #cañoneando

Anuncios