Skip navigation

Photo by: Oliver Nuñez

Uno de los discos que más me obsesiono en esta vida es The Wall de Pink Floyd. Llegó por primera vez a mis oídos cuando tenía unos 11 años, en ese momento no pude entender demasiado de que se trataba. La solución llegó un par de años después cuando vi el film de Alan Parker en el cine de mi barrio (Atalaya, trasnoche de sábado con mi amigo Fabian). Una hermosa mezcla de exitación, perturbación, depresión y rock and roll llegaba a mi vida para quedarse definitivamente.

A partir de ese momento The Wall me acompaño siempre. Tuve el disco en todos los formatos posibles, leía sobre  la mítica gira del 80-81 donde Roger Waters y Cia. interpretaron el disco completo con una puesta escandalosamente cara para la época. Soñaba con una máquina del tiempo que pudiera llevarme a una de esas 31 representaciones y poder disfrutar la historia del perturbado Pink con mis propios ojos y oídos. La máquina del tiempo no se inventó pero Roger Waters cumplió mi sueño un 25 de marzo de 2011, aproximadamente 19 años después de ver la película por primera vez.

Lo que sucedió anoche en el Palacio de los deportes de Madrid no lo podría definir solo como un concierto, fue una de las experiencias mas intensas e increíbles de mi vida. La puesta en escena es impecable, la dirección de arte es magistral, la tecnología brinda sus servicios para que la experiencia sea ultrasensorial. Si a este coctel le sumamos todas las ansiedades que deposité en este disco durante toda mi vida el asunto se vuelve altamente emotivo. Anoche estuve en el mejor concierto de mi vida, valió la pena esperar 19 años para que esto suceda.

Anuncios

2 Comments

  1. Creo que para todos los que estamos en los 40’tas, este disco/película fue icónico. Qué bueno que estuviste ahí.

  2. 10 de marzo de 2012, estadio abierto de River Plate, Buenos Aires, concierto Nro 3 de 9 presentaciones ( todas Sold Out ) La pared ahora tiene casi 100 metros de largo, un avion que aparece de afuera del estadio y que arde en llamas igual que todo el publico y una inquietud que aparece despues del show, quien podra siquiera igualar semejante espectaculo, por ahora no importa, salgo cantando por lo bajo confortably numb seguro de haber presenciado el espectaculo mas imponente de toda mi vida. Saludos.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: