Skip navigation

Photo by @ranablue (mil gracias belleza)

Hay músicos que actúan, actores que cantan y modelos que piensan. Pero pocas veces se da el caso de verdaderos animales de la escena que son buenos en todo lo que hacen. Una de esas excepciones era mi querido John Belushi.

Cuenta la leyenda que en su Chicago natal era un niño aplicado y buen deportista, jugaba al fútbol americano en la universidad y era todo un ejemplo de vida. Hasta que un día se hinchó las pelotas y decidió dedicarse a ser la bestia mediática mas tremenda de los años ’70 en USA.

En 1973 Se muda a NY a formar parte del National Lampoon’s Lemmings, de cuyo elenco surgió parte de la primera camada de actores que protagonizaron ese enorme éxito televisivo llamado Saturday Night Live, un programa cómico que se emite hasta el día de hoy y que es la cuna de muchos de los mejores comediantes de Estados Unidos de los últimos 30 años. Por su plató desfilaron maestros del humor como Dan Aykroyd, Bill Murray, Mike Myers, Chevy Chase, Adam Sandler y nuestro gordo favorito. En este escenario es donde nace el mito.

Podía pasar de Mozart a Ray Charles con solo cambiar las gafas y la actitud. De tintorero Samurai al Capitán Kirk de Star Trek. Improvisaba, creaba, se desbordaba en escena, todo esto sucedía en vivo en el prime time de los sábados para toda América. Las condiciones estaban dadas para que este talentoso joven con trastorno del ego se sintiera el puto amo del universo. Si a este cóctel le sumamos que los amiguitos de juerga de aquella época eran personajes como Keith Moon, Mick Jagger, Jack Nicholson y demás fauna salvaje la cosa se va poniendo buena.

Pero el tema central de este post es uno de sus personajes en particular, el gran Jake Blues. Un bluesman que acompañado de su hermano Elwood (Dan Aykroyd) recorren el país fugandose de la pasma y haciendo el mejor R&B que exsiste sobre la faz de la tierra. El dúo en SNL tuvo tanto éxito que  llegaron a filmar “The Blues Brothers”, una película dirigida por (en aquel entonces) el joven director John Landis. Con un elenco variopinto que va desde Carrie Fisher (nuestra amada Princesa Leia) al mismísimo Steven Spielberg. El filme es un kaos organizado que sirve de excusa para escuchar actuaciones de la banda, y de músicos clásicos y enormes del género como Ray Charles, James Brown o Aretha Franklin. Creo que la vi más de 30 veces y no creo que me muera sin verla otras 30 veces más.

Como la cosa funcionó muy bien la banda se consolido, de ella formaban parte muchos de los mejores músicos de sesión de aquella época (Matt Murphy, Steve Cropper, Murphy Dunne, por citar algunos). Grabaron dos discos en vivo que son verdaderas joyas y contienen muchas de las mejores versiones que escuche en mi vida de Clásicos como “Soul Man” ,”I Can’t Turn You Loose“, “Do You Love Me”, “Everybody Needs Somebody to Love“. En plena era disco estos sujetos hacían la música mas impresionante y visceral que habia parido América alguna vez.

Nuestro amigo lo daba todo, cantaba con el corazón y actuaba con el alma. Pero fue tal la entrega que un día no pudo más, un cóctel de cocaína y heroína se lo llevo al otro barrio, en su breve pero intensa vida nos dejo muchas de las mejores actuaciones del SNL, un puñado de películas y tres discos clásicos impresindibles que les recomiendo desde lo mas profundo del corazón, palabra de Bluesman.

Aquí los dejo con un playlist con lo mejor de ellos que encontré en spotify. Enjoy!!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: