Skip navigation

El lunes mi amigo Roger me recibió en la oficina con una sonrisa maléfica. Acto seguido, puso en mis manos un artículo que publicó Diego Manrique en El País titulado “El decálogo de Foster”.

Después de leerlo entendí perfectamente esa sonrisa. El muy cretino sabía que me estaba entregando oro en polvo. El artículo plantea un decálogo del rock. Las sagradas tablas del bien y el mal en la música moderna. Lógicamente esto desató en mí el deseo compulsivo y ególatra de expresar mi opinión sobre esas palabras, y este es el resultado. Espero lo disfruten.

1. Nunca sigas a un artista que describe su trabajo como “oscuro”.

Totalmente de acuerdo. Aquellos artistas que expresaron sus más profundos y perturbados pensamientos en canciones no gritaban a los cuatro vientos su oscuridad, más bien se recluían en sótanos o se estrangulaban en baños.

2. La penúltima canción es la más floja.

Como dice Manrique esto aplica al concepto del LP. Si tuviera que agregar algo es que la era CD también ayudó a cargarse la idea de disco como concepto. Antes un LP promedio eran 10 canciones, los discos compactos subieron el número a 15, por esta razón muchas canciones pasaron a ser material de relleno puro y duro.

3. Los miembros de las grandes bandas se parecen entre sí.

No tan de acuerdo, que después de tanto tiempo juntos se pegan gestos o actitudes es un hecho, pero Roger Daltrey no se parece a Pete Townshend ni Bono a The Edge.

4. Ser una estrella de rock es un trabajo de 24 horas al día.

Absoluta, total y completamente de acuerdo. Si asumes el compromiso de ser un rockero mejor que no te vea en el supermercado o cortando el césped porque dejo de creer inmediatamente en ti.

5. El grupo con más tatuajes tiene las peores canciones.

Esta idea está cargada de mala leche. Hay casos en los que la relación “Tatuajes = que desastrosa es tu música” se cumple, pero los Red Hot Chili Peppers refutan este punto.

6. Nada interesante ocurre en un escenario tras los primeros 20 minutos.

Aquí no estoy de acuerdo, soy de los que piensa que el sonido real de una banda está ajustado a partir de la tercera canción y creo que grupos como The Doors o Led Zeppelin tenían muchos de sus mejores momentos después de la primera hora de concierto.

7. El guitarrista que cambia de instrumento cada tres canciones está presumiendo de su colección de guitarras.

Real. Es más, a veces tardan tanto en cambiar de instrumento que cortan el clima y el ritmo del concierto.

8. Todos los grandes artistas se esconden detrás de su manager.

El manager. Ese gran vapuleado, detestado y odiado de la historia del rock. Creo que hay bandas que jamás hubieran visto la luz del éxito si no fuera por ellos, es un trabajo sucio pero alguien tiene que hacerlo.

9. En los grandes grupos no caben integrantes haciendo discos en solitario.

Suele suceder que después de un éxito en solitario las bandas se desarman, pero también sucede que sus ególatras discos suelen ser tan malos que vuelven a los brazos de sus compañeros como el hijo pródigo. Los trabajos en solitario de gente como Joe Perry, Mick Jagger o Bruce Dickinson son claros ejemplos que confirman mi teoría.

10. La banda de tres piezas es la expresión más pura del rock.

Para mí la formación ideal es el cuarteto y que el cantante sea un animal escénico (y una eventual segunda guitarra), pero es cierto que en el trío no hay espacio para otra cosa que no sea la música. Ejemplos como Cream,  The Police o mis amados Divididos confirman esta teoría.

Aquí están, estos son. Este post se lo dedico a Roger y al Rock and Roll. Qué sería de mí sin ellos…

Anuncios

3 Comments

  1. Buenas reflexiones. Pero omitís (ambos) un tópico: Morir antes de los 30. Y ser leyenda, claro. Salu2 y Enhorabuena.

  2. Bruce Dickinson no solo sacó un truño al mercado sino tres, cada cual mas inescuchable.

    Y sobre lo de la estrella de rock 24hs al día hay una excepción que confirma la regla: Gene Simmons + Paul Stanley; empresarios de tres pares de cojones.

    Muy buen análisis del análisis.

  3. Los managers!!! Menuda fauna!!!
    Totalmente de acuerdo… Pero dónde metemos a Lou Reed según el decálogo?


One Trackback/Pingback

  1. By La aplanadora del rock « Bajo la influencia on 06 Abr 2010 at 12:45 am

    […] Las 5 canciones mas horribles de la humanidadPalabras rockerasLa Anti músicaLa aplanadora del rockEl decálogo de FosterSufrir es garantía de éxito?La canción no sigue siendo la misma.Asturias patria querida […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: