Skip navigation

Monthly Archives: enero 2010

Anoche LaComunaTV se despidió con una fiesta donde reunimos a los amigos para celebrar el final. La “Fiesta -Requiem” como definió el amigo Jáime Estévez fue un verdadero éxito y eso me llena el corazón de alegría.

Lógicamente el final de este proyecto es una perdida, pero en este caso no es un dejar de existir sino renacer en una transformación, y como este en realidad es un blog de música me gustaría usar la metáfora de que la banda se separa pero ahora empieza la otra parte que puede ser igual de buena, los discos solistas, los dúos, tríos y colaboraciones, seguiremos ahí básicamente porque queremos estar ahí. La web es un lugar donde nos sentimos cómodos y muy a gusto, y somos conscientes de que logramos transmitir gran parte de nuestra felicidad a todos Uds.

Y quiero darles las gracias a todos. Por estar ahí incondicionalmente con nosotros. Cada fin se semana grabando, cada trasnoche editando hasta las tantas, cada minuto extra que tuvimos que quitar a nuestro ocio o vida personal valió la pena si Uds. lo disfrutaron.

Y también quiero agradecerles a mis compañeros ya que nada de esto hubiera sido posible si no fuera por ese motor que nos unió en todo momento, los quiero mucho y se que van a estar presentes en mi vida para siempre.

Abrazos comuneros.

Se nos fue Sandro, después de mucho padecer se piro al otro barrio, pero nos dejo la suficiente cantidad de arte como para quedar en la historia de la música por los siglos de los siglos.

Fue rocker, melódico, mal actor y genial crooner, lo amaron mil mujeres, su bajo perfil fue uno de sus sellos de identidad, desde su amurallada casa en Banfield el tipo preservo su intimidad hasta el extremo, llenó teatros como solo pocos artistas lo pueden hacer, se fumó y se bebió la vida, pero con estilo. Como corresponde.

Yo lo voy a extrañar mucho, el estuvo presente en mi vida desde pequeño. Mi madre es fan perdida del gitano, uno de mis primeros recuerdos en la vida es ir al cine con mi abuela materna a ver “Operación Rosa Rosa” su personaje era un superagente (a la Argentina) que solucionaba casos desopilantes y entre persecuciones y peleas cantaba sus clásicos, un puto genio.

Los rockeros de mi país grabaron un disco versionando sus canciones, y casi todas ellas eran de su período melódico y no de su etapa salvaje. Es que Sandro era una actitud, por mas rockero y duro que te creas en la vida sus canciones jamás te pueden ser indiferentes, provocan, conmueven y emocionan. Sandro entra por tus oídos pero llega directo a tus emociones.

Desde aquí mi humilde recuerdo a un artista enorme y querido. En mi país están cometiendo el error de compararlo con Gardel para ganar audiencia en la tonta y domesticada TV. Me imagino como El Gitano y Carlitos se están partiendo el culo de risa mientras cantan un tanguito, un bolero o mismamente un rocanrol.