Skip navigation

Monthly Archives: septiembre 2009

40

Taquaren Town (Definición del músico argentino Andrés Calamaro utilizada para simbolizar la entrada a los 40 años)

Y si… Llegó. Uno nunca sabe como pero este momento llega, hoy cumplo 40 años, y el que me diga que esta cifra no significa nada le digo que deje de mentirse. Es la inflexión exacta, el momento justo, el punto donde hay un antes y después. El fin de la primera parte y el comienzo de vaya a saber uno que, pero de eso se trata, de descubrir el gran interrogante.

Y claro que uno recapitula, y aparece la infancia, ese tiempo en donde todo es inocente al menos para unos ojos que recién empiezan a ver y no necesitan comprender, allí todo se resuelve jugando, el tiempo de aprender comienza y el mundo se presenta ante ti como algo nuevo y hermoso, la desilusión llega luego, pero en ese momento todo es posible.

Luego esta la odiosa adolescencia. Ese momento en que todo muta (cuerpo incluido) y empiezas a perfilar que es lo que te gusta y que detestas, y sin más, al día siguiente vuelves a cambiar de opinión. Intentas entenderte y vagamente encuentras respuestas a preguntas que no te dejan dormir, y buscas la solución a los problemas en canciones, en libros, en amigos y con los retazos que vas consiguiendo en el camino comienzas a armar humildemente tu integridad, tus valores y tus principios. Y te vuelves seguro, y empiezas a confiar un poco mas en ti.

Ahí justamente es cuando aparece lo mejor del asunto, el amor. Esa palabrita que es un sentimiento va a rondar tu vida para siempre y va a ser determinante en cada uno de tus actos futuros, por tenerlo y por su falta, porque nunca podrás comprenderlo pero no hay vida si el no esta presente. Y gritarás al viento cuando lo sientas profundo dentro tuyo y llorarás en los rincones cuando lo pierdas, pero lo vas a necesitar como el aire en tus pulmones ya que el es el que hace funcionar tu corazón.

Y creces, y vives, y empiezas a trabajar y a realizarte como persona, te pones objetivos y los cumples, te sientes poderoso, crees que el mundo esta a tu merced y tu tienes el control de la situación, que nada ni nadie te puede matar, no existen las debilidades, eres eterno y nada puede vulnerarte, y ahí aparece la vida nuevamente a recordarte de que se trata el asunto.

Y llega arrasándolo todo. Llega con muerte, con dudas, con dolores y separaciones, se derrumba todo y tu no sabes como paso, si estabas ahí y creías que todo tenia sentido, y miras a tu alrededor y ves tanta desesperación, dolor y soledad que parece que esa vida no es la tuya, que nada tiene que ver con aquel plan. Te miras al espejo y no te reconoces, solo ves vacío, lo pierdes todo, tocas fondo y todo indica que no vas a poder salir fácilmente de allí.

Pero hay que perderlo todo para volver a desear tener algo. Y la vida que es jodida pero no te odia, te envía señales para demostrarte que estas vivo, que todavía queda mucho por hacer y por vivir, ahí es cuando llegamos a este momento, el ahora, el nuevo inicio.

Por suerte no tengo ni idea de lo que va a suceder a partir de ahora, lo único que se es que quiero vivir para contarlo, que quiero sentir para poder seguir y que aquí estoy, a 40 años de mi nacimiento, vivito y coleando, con las mejores intenciones, listo y atento a lo que va a venir, y que por nada en el mundo me lo quiero perder.

Dedico este post a todas las personas que hicieron y hacen de mi vida un lugar único y maravilloso. Gracias por vuestro amor, a todos Uds. les dedico la siguiente canción.

Martín Manhattan

Una vez superado el Jetlag, el stress post vacacional y demás chorradas me dispongo a relatar los conciertos que pude disfrutar durante mis vacaciones en la gran manzana.

El primer encuentro musical importante que pude disfrutar fue en la Sala Smoke, en este club de jazz escuche en vivo por primera vez en mi vida a Brad Mehldau, uno de los mejores pianistas de jazz del actual panorama musical. Un set de hora y media donde demostró su capacidad interpretativa al máximo, este sujeto puede emocionar como pocos, en sus manos los standards cobran otra dimensión, el momento mas alto fue su interpretación de “Under My Skin”, desarmo la estructura de la canción en mil partes sin perder en ningún momento la emoción, un verdadero genio.

Al día siguiente cuando todavía me duraba la emoción de la noche anterior nos fuimos al Blue Note a escuchar a un artista que jamás pensé que podía ver en vivo y del que soy un gran fanático, me refiero al músico y poeta Gil Scott Heron. Tenía un poco de miedo ya que el amigo tiende a colgarse mucho con el spoken y poco con la música. Subió al escenario y después de 20 minutos de charla yo estaba empezando a ponerme un poco nervioso, pero en un momento se sentó al piano y empezó a endulzarnos los oídos con sus canciones, después de su primer canción llego la banda y a partir de ese momento sonó el funk mas compacto y tremendo que escuche en mucho tiempo, el momento mas alto (y más esperado por mi) fue una tremenda versión de “Pieces of a Man” que me dejo con los ojos llenos de lagrimas y con el corazón pletórico de felicidad.

Un par de días después el pop llego a nuestros oídos, en Governor island tocaban en una playa artificial los ochenteros B-52’s, el marco era el ideal para escuchar a estos viejos fiesteros del pop, desde el primer acorde comenzó una fiesta que lamentablemente se vio interrumpida a la mitad del concierto por una tormenta que nos obligo a ponernos a cubierto, pero antes de que esto suceda pudimos escuchar tremendas versiones de “Give Me Back My Man”, “Rock Lobster” y “Roam” , disfrute total y absoluto.

Y para cerrar los conciertos que mejor que con una española, un show gratuito en el Lincoln Centrer de la enorme Concha Buika. Acompañada de un piano, cajón y un repertorio cosmopolita logro una larga ovación de pie por parte de una audiencia que vibro con cada una de sus canciones. Mis momentos favoritos fueron “Jodida pero Contenta” y una increíble versión de “Volver,Volver”, pura emoción.

Esta fue mi primera recorrida musical por una ciudad repleta de arte, seguramente este blog se seguirá llenando de historias musicales de New York en un futuro cercano, a estar atentos.