Skip navigation

Monthly Archives: agosto 2008

Este próximo sábado comienzan mis merecidas (y breves) vacaciones de verano, una semana en las Rias Baixas de Galicia en buena compania, una especie de rehab emocional.

Por este motivo les voy a dejar unas recomendaciones para que puedan soportar mi ausencia hasta los primeros dias de septiembre donde todo volvera a la… normalidad?

Lo que viene a continuación no es mas que un collage sonoro emocional, espero lo disfruten.

5 tracks “ideales” para este verano, sepan leer entre estrofas… enjoy!!!

Chega De Saudade – Caetano Veloso

Verano Fatal – Nacho Vegas  Cristina Rosenvigne

Trigal – Sandro

Eres – Cafe Tacuba

Pijamas – Babasonicos

Tenia toda la intención de escribir un post sobre la salsa (va en serio) pero una noticia cambio totalmente el rumbo del asunto, ayer se fue de este mundo uno de mis músicos favoritos, me refiero al gran Isaac Hayes.

Este hombre fue responsable de muchos de los primeros hits del sello Stax en la segunda parte de la década del 60, luego en los 70 consolido su lugar en la musica gracias al Oscar que obtuvo por el tema central de la película Shaft, por este motivo lo podemos considerar uno de los principales responsables del sonido Blaxploitation, tan venerado y reciclado a partir de los años ’90.

La primera vez que tuve contacto con su obra fue gracias al videoclip de la canción que interpreta junto a Barry WhiteDark and Lovely“, ellos dos fueron “competencia” durante los 70, en realidad la sensación que a mi me queda es que Barry les hablaba de manera sugerente al oído pero era el gran Isaac el que se encargaba de rematar la faena.

Luego, cuando toda la movida de Bristol, escuchando gente como Massive Attack, Alpha o Portishead descubrí que lo habían sampleado hasta el hartazgo, el primer disco de Postishead no seria nada si las bases no fueran del gran Black Moses.

De esta manera llegue a dos de sus obras capitales “Hot Buttered Soul” y “Black Moses“, encontrar estos discos fue algo maravilloso en mi vida musical, son impresionantes y logra convertir clasicos del easy listening como “Walk on By” o “Close to You” en pequeñas sinfonías eróticas perfectamente irresistibles.

Amigo, Amiga lector de este blog… Si tu relación amorosa esta pasando por un momento bajo, te recomiendo escuches cualquiera de los discos del gran Isaac del periodo 70 al 74, no te sentirás defraudado y tu pareja recuperara la sonrisa perdida.

Luego el fenóneno de la música disco lo arraso todo (aún así tiene grandes piezas en esa época) y en los 90 fue resucitado del olvido. Y ahora viene lo mejor, la forma en que logro su mayor popularidad entre las nuevas generaciones  fue a través del personaje de Chef en la serie South Park, era su voz la que aconsejaba e intentaba llevar por el buen camino a nuestros cuatro amiguitos.

No pienso hablar de su vinculo con la cienciología porque me parece su parte con menos arte, prefiero recordarlo como el interprete de esas canciones que me dan ganas de levantarme y empezar el día como si fuera el protagonista de una película de Tarantino.

Te voy a extrañar maestro, pero por suerte tu música me acompañara hasta que nos encontremos en el otro barrio.

Walk on By…

Hace un tiempo escribí sobre las primeras escuchas de esas canciones que quedan grabadas en nuestra mente mas allá de la trascendencia comercial y la siempre excesiva rotación radial. Y lógicamente todas esas canciones están asociadas a diferentes espacios. Barrios, plazas o calles sirvieron de locación para que esas melodías se presenten en nuestras vidas.
Un ejemplo en mi vida es la Avenida Cabildo, especialmente el perímetro que va desde la calle Echeverría hasta Monroe, en 5 calles transcurrió una gran parte de mi vida adolescente. Era lugar de encuentro, de formación cultural, de vanguardia, de amores y catástrofes, básicamente todo aquello que suele ser nuestro único interés cuando se empieza a vivir.
Esta avenida para mi es The Cure, Ramones, Madness, U2, Tears For fears, Echo and the Bunnymen, Simple Minds, New Order y solo son algunos ejemplos representativos. No puedo escuchar canciones de estos grupos sin relacionarlas con La galería Churba, la discoteca Star Light y el olor de la pizzería Burgio, un lugar al que jamas se atrevió a entrar un inspector de bromatología.
Otro lugar inolvidable es la casa donde vivía mi amigo Camilo con sus tías en el barrio de Nuñez , era un templo donde cualquier noche de la semana uno era bien recibido, allí escuchábamos a los Doors hasta el agotamiento, la literatura se combinaba con hamburguesas de Rojo y Negro y partidas de Black Jack con Javier, nuestro tahúr particular. Para mi Jim Morrison no es Sunset Strip ni Venice Beach en Los Angeles, es Libertador a la altura del estadio Obras Sanitarias.
Otro recuerdo que tengo grabado en mi memoria es mi casa natal en el barrio de Palermo viejo, cuando la calle Armenia se llamaba Acevedo. Allí el rey durante mi infancia fue el vinilo, recuerdo que ponía el disco “I Robot” de Alan Parsons Project, me recostaba en el suelo de madera y me colocaba bestialmente los altavoces pegados a mis oídos intentando que la música entre profundamente a mi cerebro. Creo que esas fueron mis primeras experiencias psicotrópicas involuntarias…
Y hoy día no podría imaginar la sala de edición de MobuzzTV sin música de fondo, ya existen clásicos de ese espacio, allí sonaron mas de mil veces canciones como “Los olvidados” de Sidonie, “Sunny” en la tremenda versión de James Brown, “Good Vibrations” de Brian Wilson o “Por Mi tripa” de los Pereza. Y mas de una vez, cuando el cansancio, el hartazgo, las malas noticias o la adversidad se hicieron presentes en ese lugar, cualquiera de los allí trabajamos supimos poner la canción adecuada en el momento exacto, y este es un recuerdo que me quiero guardar para siempre.

(Sony no me deja poner el video original, lo siento)