Skip navigation

Para los humildes humanos de a pie las separaciones son un proceso muy difícil, doloroso y tremendo, el conflicto personal cobra unas dimensiones tan absolutas que nos impide ejecutar acciones cotidianas con normalidad. Comemos mal, los horarios dejan de existir, la resaca es eterna y aún así el dolor no desaparece.

Cuando esto le sucede a nuestros entrañables amigos los artistas vemos que llevan todos estos pesares de una manera similar, el pequeño detalle que los diferencia de nosotros es el factor talento. De esta manera su catarsis casi siempre se ve reflejada en obras maravillosas que nos sirven para mitigar (o amplificar) nuestras dolencias amorosas. Luego se vuelven a enamorar y la cagan sacando discos de una jovialidad insoportable, pero eso es tema para otro post.

En este blog ya se cito en otras ocasiones el clásico disco de divorcio “Blood on the Tracks” de Bob Dylan, o el infinitamente depresivo “Sea Change” de Beck.

Pero ahora me voy a centrar en la obra de artistas de habla hispana, básicamente para  poder transmitir este dolor a aquellos que no dominan la lengua sajona y así puedan codificar claramente el mensaje.

Un gran ejemplo es el “Honestidad Brutal” de Andrés Calamaro. 37 canciones que describen todos los posibles estados de ánimo que acarrea la separación. En este disco encontramos de todo. Dolor extremo, euforia, derrota, inseguridad, caos emocional y farmacéutico y mil vértigos mas. Canciones tremendas como “Los Aviones”, “Aquellos Besos”, “No son Horas” son la prueba sonora de las emociones mezcladas que provoca semejante situación.

Otro gran disco en español sobre separaciones es “Esta Boca es Mía” de Joaquín Sabina. Muchas de las canciones de este disco son crónicas perfectas sobre la ruptura, pero en lo personal mi favorita es “Ruido”, una canción del canario Pedro Guerra que Sabina supo versionar maravillosamente, pocas letras relatan tan bien la crisis del divorcio, una pequeña obra de arte.

Y para cerrar este post me quedo con el último trabajo de Gabo Ferro, se titula “Amar, Temer, Partír”, en este disco el artista nos cuenta y canta en 12 canciones su proceso y su evolución desde el momento de la separación hasta el renacer amoroso. Esta grabado en vivo, acompañado solo por su guitarra, su hermosa voz y su tremenda e increíble lírica.

Para aquellos que leen este blog y viven en Buenos Aires les recomiendo de corazón que vayan a sus conciertos, son una gran experiencia emocional. A los que viven en España el artista probablemente este girando por nuestras tierras por el mes de octubre, desde aqui se avisará con el debido tiempo. Y a los que viven en cualquier otro lugar del mundo les aconsejo que se hagan de toda su obra porque sencillamente es maravillosa, mas allá de vuestro estado emocional. No importa si se encuentran plenamente enamorados o con el corazón sangrando en una mano, Gabo siempre tiene una sabia palabra para cada momento.

Anuncios

8 Comments

  1. Ríos y ríos de lágrimas
    forman ríos y ríos de amor,
    me dijo mientras me besaba la frente
    y luego me dijo adiós.

    Ríos de sueños que yo se muy bien
    que nunca se harán realidad,
    fluyendo en mis venas y mi soledad
    conmigo para siempre estará.

    Si un segundo ha durado la vida
    yo viví un millón de veces más.
    Y no me arrepiento de haberte querido
    pero sí de no haberte matado
    mientras pude.
    Un segundo ha durado mi vida
    yo viví un millón de veces más
    y no me arrepiento de haberte querido
    pero sí…

    Si un segundo ha durado la vida
    yo viví un millón de veces más.
    Y no me arrepiento de haberte querido
    pero sí de no haberte olvidado
    mientras pude.
    Ahora el sol ha dorado mi cara
    aún el sol brillará mucho más
    tan solo me queda el recuerdo
    de tu alma
    y tal vez…

  2. Rechiflao en mi tristeza, te evoco y veo que has sido
    De mi pobre vida paria sólo una buena mujer
    Tu presencia de bacana puso calor en mi nido
    Fuiste buena, consecuente, y yo sé que me has querido
    Como no quisiste a nadie, como no podrás querer.

    Se dio el juego de remanye cuando vos, pobre percanta,
    Gambeteabas la pobreza en la casa de pensión:
    Hoy sos toda una bacana, la vida te ríe y canta,
    Los morlacos del otario los tirás a la marchanta
    Como juega el gato maula con el misero ratón.

    Hoy tenés el mate lleno de infelices ilusiones
    Te engrupieron los otarios, las amigas, el gavión
    La milonga entre magnates con sus locas tentaciones
    Donde triunfan y claudican milongueras pretensiones
    Se te ha entrado muy adentro en el pobre corazón.

    Nada debo agradecerte, mano a mano hemos quedado,
    No me importa lo que has hecho, lo que hacés ni lo que harás;
    Los favores recibidos creo habértelos pagado
    Y si alguna deuda chica sin querer se había olvidado
    En la cuenta del otario que tenés se la cargás.

    Mientras tanto, que tus triunfos, pobres triunfos pasajeros,
    Sean una larga fila de riquezas y placer;
    Que el bacán que te acamala tenga pesos duraderos
    Que te abrás en las paradas con cafishios milongueros
    Y que digan los muchachos: “es una buena mujer”.

    Y mañana cuando seas deslocado mueble viejo
    Y no tengas esperanzas en el pobre corazón
    Si precisás una ayuda, si te hace falta un consejo
    Acordate de este amigo que ha de jugarse el pellejo
    P’ayudarte en lo que pueda cuando llegue la ocasión.

  3. Es cierto que en medio no se ve la luz ni se cree que algún día pueda volver, pero poco a poco todo vuelve a su lugar y también el dolor se atenúa lo suficiente como para poder vivir con él escondidito. Ánimo.

  4. ¿O me equivoco o lo que escribe Laura refiere a aquel insuperable adagio que dice que “cuando el camión se mueve, los melones se acomodan”?

  5. ¿será verdad que el dolor es fuente de creatividad más poderosa que la alegría?
    … espero que no. En mi favor, creo que fue Spielberg quien dijo que cuando estaba ocupado en la creación de sus películas se sentía tan feliz y pleno que se le olvidaba comer.

  6. Ahora entiendo, my friend…
    Cuídate, que queda poco para el siguiente twittmad

  7. Por casualidad encontré el blog y es fantástico. La música acompaña cada momento de mi vida, ni hablar de este momento de mi vida…
    Comparto lo que dice Laura sobre el dolor, sobre todo que con el tiempo se esconde, pero nunca se retira del todo, y aprendemos a convivir con él.
    Canciones…miles…Calamaro y Sabina son de cabecera en estos momentos.
    Algo que me da vueltas en la cabeza…¿existe el olvido en cuestiones de amor?

  8. Sol:
    No creo que exista el olvido en cuestiones del amor, lo que te puedo asegurar es que los recuerdos van cambiando de orden y sentido, depende el momento surgen los buenos o los malos, memoria selectiva que le dicen…
    Gracias por tu comentario.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: