Skip navigation

walkman.gif Cuando cumplí 16 años mi madre me regalo mi primer walkman, era un unicef negro enorme, tenia solo un botón para adelantar la cinta (jamas rebobinaras!!!), la tapa era manual y no se podía enganchar a la cintura,  tenía una correa odiosa para llevarlo colgando, era un vampiro con las pilas y sus auriculares eran una bazofia, pero yo lo amaba.
Me acompaño durante muchas noches de mi juventud, me recuerdo caminando por la avenida Alvarez Thomas en la madrugada, escuchando radio (una de las pocas virtudes del aparato) cassettes de Echo and the Bunnymen, The Cure o U2. Me lo robaron en Juramento y Arcos una madrugada de diciembre, fue una noche muy triste y silenciosa.
Este fue mi debut en el mundo de la música portátil. Mi padre me regaló un walkman Sony que tenía tanta potencia que en un viaje en autobús el chofer me gritó que bajara el volumen. Luego tuve un Aiwa con equalizador que fue todo un avance para la época.
El momento en que la música se volvió portátil para mi fue fundamental, puedo asegurar que hay un antes y un después en mi vida a partir de ese día, poder levantarme y salir al mundo con la canción correcta sonando de fondo era algo bastante cercano a la perfección.
Con los años 90 llegó el discman y con el la fidelidad sonora, el primero que tuve no tenía anti shock, esto significa que ante cualquier movimiento brusco saltaba la canción y arruinaba el momento musical, esto me obligó a desplazarme por la vida como caminando sobre papel de arroz. Luego pude comprar uno bueno y volví a comportarme como un humano y no como un profesor de Thai Chi.
Luego llego el minidisc y ahí comienza la portabilidad real, era muy pequeño, mantenía la fidelidad en el sonido y tenia un diseño muy cool, seguramente por eso me lo robaron en la Universidad donde trabajaba, la segunda noche mas silenciosa de mi vida.
Mi llegada a España estuvo acompañada del primer discman con mp3, podía poner 5 hs de música en un solo cd!!!, esto me ayudo a sobrellevar trabajos indeseables y momentos amargos. Armar cds llenos de melancolía y añoranza me ayudaron a seguir creyendo en mi proyecto y a resistir las embestidas de los primeros tiempos como inmigrante.
Y después de la tormenta viene la calma, un ipod shuffle se encargó de combinar mas de una vez las canciones como si los planetas se alinearan, luego un ipod nano ordenó el caos y multiplicó el espacio, playlist perfectos o discografías enteras sonando sin parar, algo cercano al paraíso.
Y ahora un ipod touch es el encargado de musicalizar mi vida, su tremenda capacidad, su diseño y mi adicción a los productos apple lo convierten en el aparato perfecto, en septiembre de este año se cumplen 22 años de música portátil en mi vida, y mas allá de los soportes o aparatos en los que se reproduzca, agradezco enormemente al sujeto que se le ocurrió que la música tenia que ser portátil para poder acompañarnos siempre.

P.D.: esta es una de esas canciones que paso por todos mis reproductores hasta el día de hoy, enjoy!!!

Anuncios

10 Comments

  1. Una vez más, coincido en todo lo que pones. No sólo con los aparatos que tuviste, que fueron los mismos que yo (casi se me pianta el lagrimón recordando el primer discman con mp3 que también me compré para venirme a vivir a España, y que fue mi “hogar” en esos días tan duros….), sino que me encanta leer a alguien que se acerca a la música de la misma manera que yo.
    Gracias, en serio.

  2. Excelente, la misma historia. Tuve el Walkman rojo de niños de Sony, despues unos mas avanzados. Hasta recuerdo en el colegio que uno compraba los adaptadores para dos audifonos. Ahora tengo el Ipod Video de 80GB, me gusta el Touch pero no me da el espacio suficiente. Saludos

  3. si no fuera por vos, yo seguiria con los casetes o con los cd. Tengo una manera de ser que hace que me encariñe de los aparatos, y no vea el avance tecnologico como, valga la rebundancia, un avance, sino como un desprendimiento facil y cada vez mas rapido de los objetos, propio de estos tiempos que corren… lo habre heredado de mi padre, que por mas que le regalemos aparatitos modernos, continua con los casetes y su viejo tocadiscos…
    Besitos, me ha encantado!

  4. Yo también tuve el Aiwa con ecualizador. Nunca tuve discman, y mira que siempre lo quise. Pasé al radio-cd del coche, y al cd-mp3 portátil. De ahí a los iPods.

    Me ha encantado la frase: “poder levantarme y salir al mundo con la canción correcta sonando de fondo era algo bastante cercano a la perfección”. Coincido plenamente. Lo has expresado de forma bastante cercana a la perfección, además.

  5. He leído este post y no he podido más que colgar este enlace, os lo recomiendo.

    http://es.youtube.com/watch?v=LfcFbjXVcQw

    Saludos.
    seleti.wordpress.com

  6. Seleti: gracias por este video, para mi ya es un clásico.

  7. Buen post
    felicidades por tu blog te vengo leyendo hace rato

    chequen mi blog y dejen comentario
    http://ociointernet.wordpress.com/

  8. Para que tu historia sea calcada a la mía me falta el último paso: Ipod touch YA!!!

  9. Muy buen post Martin ¡¡¡ Me ha encantado ese recordatorio por la historia de la musica movil jejejeje yo creo que era consciende desde el walkman de Sony, antes me pasaba la vida en el parque jugando a las canicas, al futbol, baloncesto o criket (algun día contaré esa historia en mi blog aunque es demasiado larga, pero tuve una infancia bonita y feliz)

    *Muaks*

  10. Mi primer walkman fue un aiwa, hermoso, con superbajos, la cinta daba vuelta automaticamente¡¡¡¡, el segundo fue un sony que compre en un viaje a chile ya con una tecnologia un poco mas avanzada es decir una especie de ecualizador manual y cinco opciones de memoria para la radio¡¡¡ La tercer opcion de musica ya fue un discman… pero la sensacion de el rebobinado, dar vuelta la cinta tratar de que las cintas no se estiren, de que tampoco patinen los cabezales y las mil y un cosas que uno hacia par que el dichoso aparato reproduzca los cassetes de manera normal no se comparan con la frialdad de las nuevas tecnologias.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: