Skip navigation

061225_james_brown_rip_b.jpg Cundo tenía aproximadamente 14 años se estreno la película Rocky III, fuimos con unos amigos al cine y promediando la primera parte (pelea de Ivan Drago Vs Apollo Creed) en el momento que se presentan los boxeadores aparece un señor con un traje extremadamente llamativo bailando como un poseso y cantando una canción patriotera pero con un ritmo infernal. Ese señor era James Brown y ese momento fue mi ingreso inocente al mundo del Funk.
Y fue gracias al Acid Jazz y el Rap que la música negra mas sexual del mundo resurgió de las cenizas.
Por estos años comenzó mi viaje profundo por el mundo negro del funk y el blaxploitation, recuerdo que compré “What’s Going On” el día que Kurt Cobain intento suicidarse en Italia (logro su objetivo meses después) y llegaron a mi vida personajes como Marvin Gaye, Curtis Mayfield, Bill Withers, Isaac hayes, The Meters, Funkadelic y montones de músicos que le pusieron verdadero ritmo al sexo. Empecé a fascinarme con toda la cultura negra, escuchar a Gill Scott Heron y su “Revolution will be not televised” me ponían los pelos de punta, aprendí mucho sobre Malcolm X, los panteras negras y me enamore de las pelis de Spike lee, como siempre arte sumó mas arte.
Pero volvamos al padrino, una vez que James Brown entra en tu vida no sale nunca más, el tipo tuvo una vida turbia, horrible, su comportamiento fue reprochable por donde se lo mire, pero su arte es absolutamente genial, supo sacar lo mejor de cada músico que lo acompaño, tuve la suerte de poder verlo en vivo y la experiencia fue increíble, la banda no paró de tocar un segundo, una lección de funk que jamás olvidare.
Y al día de hoy no faltan en mi iPod canciones profundamente negras de aquella época, viajando por Europa siempre busco discos perdidos o compliados funk de bandas poco conocidas, Londres y Barcelona son ciudades ideales para encontrar joyas de este genero.
Y para terminar los dejo con una joyita que llego a mis manos gracias a mi amigo Pocho, el me hizo escuchar esta tremenda versión de Sunny, un clásico de los 60, en la voz y el ritmo del padrino, disfruten cada segundo porque es imperdible.

Anuncios

4 Comments

  1. Pues si, esta es una buena versión de Sunny. 🙂

  2. Say it loud, I’m black I’m proud!!
    Es imposible no sentir las descargas que iban desde su garganta hasta sus pies mientras cantaba Papa’s got a brand new bag o la fuerza de la desgañitada súplica de Please please please, James Brown es una figura irrepetible, de influencia infinita en la música moderna.
    Podríamos hablar durante horas del Soul, Funk o R&B, edl sonido Motown o los ritmos que inventaron gente como Marvin Gaye o Stevie Wonder (mi músico favorito de todos los tiempos)

  3. El Soul, Funk o R&B nunca morirán!!!! Solo espero que lo haga el Reggaeton… ¬¬

    Fantástico blog, interesante twitter y envidiable trabajo jajajaja

    Un saludo, os veo siempre 😀

  4. El gran James: Saludos


One Trackback/Pingback

  1. By El ahijado « Bajo la influencia on 30 Mar 2008 at 11:12 pm

    […] Londres, Prince, Submarino Amarillo Hace unos días les contaba como a mis 14 años conocí a James Brown y la influencia que este causo en mi vida, aproximadamente un año después de dicho suceso, una […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: