Skip navigation

vinilo.gif Hay canciones que nacieron para ser increíbles y perdurar en la memoria colectiva de la gente, hay otras que son buenas pero menores y solo duran una temporada, luego la cultura retro o alguna película hollywoodense de mal guión las rescata para mejorar sus historias infumables. También exíste gente como Spagna, pero realmente eso a nosotros no nos importa.
Y muchas veces tanto unas como otras ocupan un lugar muy especial en nuestro corazón por el momento en el que fueron escuchadas, El impacto que puede tener la circunstancia, la locación o el puto destino hace que las canciones se vuelvan parte nuestra para el resto de nuestras vidas.

Aqui van algunos de mis momentos fundamentales: espero despertar el ejercicio de la memoria musical en Uds.

Saliendo de ciudad universitaria mi chica en aquel momento me calza los walkman y empiezan a sonar los acordes de “When the streets have no name” de los U2, momento único y sublime.

Recién llegado de un curro agobiante, un febrero horrible hipnotizándome a oscuras en mi cuarto con el disco “Songs for Drella” de Lou Reed y John Cale.

En mi cumpleaños numero 11 escuchando “todas las hojas son del viento” del disco Artaud de Pescado Rabioso, ese tipo de regalos no se le hacen a un niño, lo marcan a fuego el resto de su vida.

En un juvenil “asalto” (peculiar manera de llamar a una fiesta adolescente en Baires) bailar muy pegado a una niña “canción de 2×3” de Charly Garcia y a partir de ese momento enamorarme de ambas.

Think for a minute” de Housemartins una madrugada de febrero contemplando Nuñez desde un balcon a corazón abierto.

Moonlight Drive” de The Doors, versión en vivo de “Alive she cried” sonando en la radio una madrugada de mis 19 años… hay un antes y un después de ese momento.

“Secret Garden” de Bruce Springsteen el 30 de abril de 1998. un “sí, quiero” que continua 10 años depués.

Imagino que ustedes deben tener montones de situaciones similares a esta, solo son ejemplos de lo que la música puede influir en nuestras vidas.

Anuncios

8 Comments

  1. Impresionante. Algún día haré un ejercicio como éste. Hoy estoy perezoso. Gracias por compartir tus momentos.

  2. Pues me has dejado pensando, voy a currarme mi lista y te la hago llegar, muy buenos momentos que dicen mucho con una frase corta!

  3. tengo muchos momentos como el que describes,si quieres los recordamos juntos.

  4. Doctor, tengo una pregunta, dos reflexiones y una sugerencia.

    Pregunta: apenas comencé a leer su post, que hace mención de las películas que rescatan canciones olvidadas, me acordé de Tango feroz. Háblenos de Tango y de su balsa, dele, no sea cabrón, que hay cienes y cienes de adolescentes tardíos esperando ese post.

    Una reflexión: ya lo dije antes, pero lo reitero: lo de su infancia Spinettosa explica muchas cosas (y sepa disculpar la aliteración).

    Otra reflexión: un balcón en Núñez. Se me va a piantar un lagrimón. Quién no ha tenido en su vida al menos una madrugada en un balcón de Núñez (bueno, o una ventana en Congreso, pero es casi lo mismo, ¿no? ¿O qué, mis recuerdos no valen?).

    La sugerencia: ¿Por qué no se escribe una listita con cien o doscientos momentos de estos, con sus respectivos temas? Quién le dice, tal vez algún escritor podría utilizarlo para un personaje de alguna novela. Nunca se sabe quién lo está vigilando a uno.

    Cuídese, doctorcito,
    y no lo dude: lo seguimos vigilando.

    Lo abrazo sobre mi corazón,

    La Morsa

  5. Clap Clap Clap

    y algún que otro snif…

  6. My friend… la verdad que desde el post de las caminatas que compartimos entre desquerías y desquerías que traes a mi “cerebro ” recuerdos… y el primero que me llego a mi memoria es SYNCHRONICITY 1983… escuchandolo en un grabador SONY amarillo de la persona que nos presento… si ese cassette que te había enviado tu viejo de ese continente donde hoy estas y que en ese momento nos parecía tan lejano. Recordar a mi vecina de enfrente… sentado en la puerta y esperando tener el ánimo para encararla…. que nunca sucedió…

    Gracias por los recuerdos !!!

  7. Qué bueno es seguirte en tus recuerdos!
    Yo no recuerdo cúando empezé a escuchar este tema pero era muy joven seguro, siempre me emociona de igual forma.
    Mirá el video hasta el final y detenete en la cara de Elis, es así como me siento cuando la escucho. Es el éxtasis de un rezo, pero yo no sé rezar así que me recuerda otros éxtasis.

    http://es.youtube.com/watch?v=cTGrjWniEEs

    Un beso enorme, te quiero, Majo

  8. gran blog


One Trackback/Pingback

  1. By Espacios « Bajo la influencia on 09 Ago 2008 at 1:59 pm

    […] un tiempo escribí sobre las primeras escuchas de esas canciones que quedan grabadas en nuestra mente mas allá de la trascendencia comercial y la […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: